VPN postcuántica para mejorar la seguridad cibernética de la OTAN

  • Seguridad

criptografía cuántica

El Centro de Seguridad Cibernética de la OTAN ha probado con éxito la seguridad en el flujo de datos a través de una Red Privada Virtual diseñada con tecnología postcuántica. Con este proyecto pretenden blindar sus comunicaciones contra los riesgos cibernéticos que generarán los computadores cuánticos, capaces de violar los sistemas de encriptación actuales.

Recomendados: 

Revista Digital IT Trends - La transformación del puesto de trabajo, nuevas necesidades de conexión, productividad y seguridad Leer 

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer

La computación cuántica proporciona capacidades que superan en varios órdenes de magnitud a los ordenadores binarios más potentes, y uno de los campos en los que generará grandes cambios es en la ciberseguridad. Los computadores cuánticos serán capaces de romper los cifrados más seguros, por lo que los expertos llevan tiempo alertando de que se debe reforzar la investigación y el desarrollo de la seguridad postcuántica, en busca de tecnologías que puedan garantizar la seguridad en el contexto de este nuevo paradigma informático.

Con este objetivo en mente, el Centro de Seguridad Cibernética de la OTAN (NCSC) está trabajando en un proyecto para blindar sus comunicaciones frente a estas amenazas. Recientemente han anunciado que han realizado pruebas exitosas de flujos de información seguros utilizando un Red Privada Virtual (VPN) diseñada y construida por la firma británica Post-Quantum.

Konrad Wrona, científico principal del NCSC, comenta en su anuncio que “asegurar las comunicaciones de la OTAN para la era cuántica es fundamental para nuestra capacidad de operar de manera efectiva sin temor a ser interceptados. Con la amenaza de 'recolectar ahora y descifrar más tarde' que se cierne sobre las comunicaciones seguras, este es un esfuerzo cada vez más importante para protegerse contra las amenazas actuales y futuras”.

En su nota de prensa la OTAN explica que los creadores de esta VPN postcuántica han sido los escritores originales de un estándar del Grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet (IETF) para una VPN postcuántica híbrida, que consideran resistente a los posibles ataques realizados desde un computador cuántico. Y sus diseñadores han propuesto al IETF que esta tecnología se convierta en un estándar abierto.

Por su parte, los responsables de Post-Quantum dicen que su tecnología combina algoritmos de cifrado postcuánticos y tradicionales para garantizar que los datos que viajan por la VPN solo pueden ser leídos por el destinatario al que van dirigidos. Su planteamiento se basa en que los sistemas tardarán tiempo en migrar a la tecnología de seguridad cuántica, y por el momento es más óptimo combinar algoritmos tradicionales con los más avanzados para garantizar la interoperabilidad.

En palabras de Andersen Cheng, director ejecutivo de Post-Quantum, “más de 10 años de profunda investigación y desarrollo significan que estamos bien posicionados para diseñar soluciones cuánticas seguras para el mundo real. Este proyecto con la OTAN es un hito importante en la migración del mundo hacia un ecosistema cuántico seguro”. Y alerta de que “sería prudente que las organizaciones tomaran medidas ahora”.