El metaverso plantea nuevos riesgos de seguridad para los usuarios y las empresas

  • Seguridad

Metaverso ciberamenazas

La llegada del metaverso plantea grandes desafíos en materia de seguridad, ya que la sinergia entre los mundos físico y digital proporciona nuevas formas de influir en las personas, robar su información p suplantar su identidad, entre otros muchos riesgos. Las organizaciones deberán tener esto muy en cuenta a medida que se adentren en estos nuevos entornos virtuales, poniendo énfasis en proteger a la empresa y a sus clientes y usuarios frente a estos riesgos emergentes.

Recomendados: 

9 formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas: VMware Work from home Documento

Cada vez que surge una revolución tecnológica aparecen nuevos riesgos de seguridad que las empresas deben abordar, y el metaverso plantea muchos desafíos emergentes de amplio espectro. La convergencia entre el mundo físico y el virtual tendrá un impacto de muy amplio espectro que abrirá nuevas puertas a los ciberdelincuentes, que encontrarán formas más creativas de robar información y suplantar la identidad de las personas para perpetrar ataques contra las empresas y los consumidores.

En el informe ‘Luces y Sombras del Metaverso’, realizado por Prosegur Research, el Insight&trends center de Prosegur, junto con la unidad de inteligencia y prospectiva del Grupo Prosegur, los expertos reflexionan sobre los riesgos y nuevas conductas delictivas que surgirán en torno al metaverso. Explican que la hiperindividualización de los contenidos y servicios, la explotación económica del metaverso, el anonimato que permitirán estas plataformas y el traslado de las problemáticas sociales al ciberespacio facilitarán el auge de conductas delictivas. Para preparase ante estos problemas emergentes, los expertos señalan los 10 principales riesgos de seguridad para el usuario que surgirán en torno al metaverso.

- Espacio común sin regular: por el momento el metaverso y los espacios cripto no cuentan con regulaciones tan estrictas como el mundo físico o los entornos bancarios, lo que deja mucho espacio para la actividad de los ciberdelincuentes y estafadores. Además, los consumidores y las empresas no son conscientes de los riesgos que conlleva interactuar en el metaverso, que se suman a los que ya existen en Internet.

- Suplantación de identidad: en el metaverso los usuarios son susceptibles al robo de datos personales, tanto económicos como biométricos, y es vital protegerse ante estas amenazas para no sufrir consecuencias tanto en el mundo virtual como en el físico.

- Extorsión: el uso de avatares plantea nuevos riesgos a los usuarios del metaverso, como la extorsión a través de grabaciones de sus actividades o ante la amenaza de publicación de información personal.

- Gamificación perversa: la realidad aumentada se puede utilizar de forma imprudente o descuidada, llevando a las personas a realizar acciones potencialmente comprometidas, aunque no tengan intenciones criminales, por ejemplo, accediendo a zonas restringidas. Además, los expertos señalan que las experiencias inmersivas facilitan los esquemas de coerción y manipulación, que pueden tener un gran impacto en las víctimas.

- Polarización social: según los expertos, la hiperindividualización de los contenidos genera un gran riesgo de polarización política y social, especialmente por el gran impacto que pueden tener las experiencias inmersivas en las personas. Proporcionar una visión única y personalizada del mundo puede generar un bloqueo de información visual o auditiva que incentiva la desinformación y la manipulación de la opinión pública.

- Captación y radicalización: en el metaverso, tal como se concibe actualmente, no existe un registro de las comunicaciones y existe una gran sensación de anonimato que facilita la captación de jóvenes en organizaciones criminales o terroristas.

- Conductas violentas: el uso inadecuado de las redes sociales y otras plataformas digitales ha facilitado las conductas violentas o intimidatorias como el abuso o el acoso. El metaverso tiene un potencial mucho mayor para incentivar estos comportamientos y dificulta la investigación y judicialización de estas actividades.

- Exposición de menores: en línea con el punto anterior, la falta de supervisión en el metaverso facilita que los menores estén expuestos a todo tipo de riesgos, superando a los que ya sufren en las redes sociales, los juegos y otras plataformas de Internet.

- E-Learning criminal: el metaverso tiene mucho potencial para convertirse en un vehículo de transmisión de conocimiento y de planificación de actividades criminales y terroristas. Los expertos ponen como ejemplo la replicación de escenarios de atentados o simuladores de vuelo, y la aplicación de la IA para simular la respuesta de las fuerzas de seguridad y servicios de emergencia.

- Riesgos físicos: muchos de los riesgos asociados al metaverso pueden trasladarse fácilmente al mundo físico, o tener consecuencias directas en él. Por ejemplo, en la economía, la salud y la integridad física de los usuarios. Ejemplos de ello son los mareos, las caídas o las ciber-enfermedades, que pueden tener efectos a largo plazo, como la pérdida de coordinación visual.