El mercado de criptografía postcuántica se acelerará en los próximos cinco años

  • Seguridad

criptografía cuántica

Las autoridades competentes están cerca de estandarizar los primeros algoritmos de criptografía postcuántica, lo que dará el pistoletazo de salida a un mercado emergente con enorme potencial. Esta tecnología se presenta como la barrera de protección imprescindible para soportar los futuros ataques cibernéticos realizados con ordenadores cuánticos, un problema emergente para las organizaciones de muchas industrias, y también para los gobiernos.

  Recomendados....

» Desarrollo de Apps móviles con low-code en el sector industria y servicios de campo  Webinar
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción Guía
» Foro Administración Pública Digital: progreso y vanguardia Acceso

El campo de la ciberseguridad va a cambiar radicalmente con la llegada de la computación cuántica, capaz de romper las claves de cifrado actuales con gran facilidad. Esto pondrá en riesgo gran cantidad de infraestructuras y servicios digitales y, para ofrecer una seguridad capaz de resistir las capacidades de este nuevo paradigma tecnológico los expertos trabajan en algoritmos de criptografía postcuántica (PQC).

Organizaciones como el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos (NIST) llevan años trabajando en nuevos estándares de criptografía postcuántica y este verano presentaron varias propuestas de tecnologías candidatas a la estandarización, que están siendo debatidas. Este proceso está acelerando el desarrollo y el incipiente mercado de criptografía postcuántica, y algo similar está sucediendo en otras regiones como Europa, preocupadas por la seguridad de sus sistemas digitales ante la disrupción de la computación cuántica.

Los investigadores de ABI Research pronostican que el mercado emergente de PQC va a acelerarse en los próximos cinco años, a medida que los desarrolladores de esta tecnología pisen el acelerador para lanzar sus primeras soluciones comerciales. Anticipan que los ingresos globales de tecnologías PQC aumentarán un 12% entre 2022 y 2023, y un 20% entre 2026 y 2027.

Michela Menting, directora de investigación de Aplicaciones de Ciberseguridad en ABI Research, destaca que el éxito del proceso iniciado por el NIST determinará los pasos siguientes que se darán en otras organizaciones, consorcios de la industria tecnológica y comunidades de desarrollo para la integración de algoritmos y la actualización de protocolos de seguridad.

Opina que “el progreso del trabajo en estos foros será una señal de madurez tecnológica, y el objetivo para los proveedores será presentar tipos de tecnologías plug and play para sus respectivas industrias, lo que facilitará la integración y adopción comercial”. La labor de organismos como el NIST imprime más fuerza al desarrollo de marcos y hojas de ruta, que sirven de punto de partida para que las organizaciones puedan diseñar estrategias de integración y migración de tecnología, asignar presupuestos, establecer objetivos y, en este caso concreto, garantizar la seguridad de sus activos digitales.

La llegada de nuevos algoritmos PQC estandarizados impulsará un mercado emergente de ciberseguridad postcuántica que abarcará desde el desarrollo de bibliotecas de software y tecnologías de red hasta el diseño de nuevos SoC y otras tecnologías de semiconductores enfocadas a bridar seguridad contra ataques realizados mediante computación cuántica.

En este sentido, Menting destaca la labor de empresas de nicho como CryptoNext Security, Crypto Quantique, PQShield, PQ Solutions, Quantropi y Quantum Xchange, y también de proveedores establecidos de soluciones de seguridad como Crypto4A, Entrust, IBM, Thales o Utimaco. Comenta que estas empresas todavía deben superar muchas barreras, pero el mercado está empezando a madurar y los primeros en abordarlo mejorarán sus opciones en el futuro cercano.

Dice que los primeros frentes de batalle en este mercado estarán relacionados con las industrias que se sienten más expuestas ante la llegada de los ordenadores cuánticos con capacidad de ataque, como la industria automotriz. Y concluye que “hoy en día es imperativo implementar una estrategia de PQC para esos productos, y el mercado se está posicionando rápidamente para cumplir con esas demandas”.