El mercado de soluciones SASE seguirá creciendo con fuerza en 2023

  • Seguridad

SASE

Muchas empresas están preocupadas por garantizar la seguridad de sus sucursales y entornos de trabajo híbrido, invirtiendo cada vez más en soluciones basadas en SASE. El mercado está viviendo una etapa de gran crecimiento que se ha extendido hasta el tercer trimestre de 2022, cuando los ingresos han aumentado un 33%, y se espera que siga aumentando en 2023, hasta alcanzar unos 8.000 millones de dólares.

  Recomendados....

» Webinar tendencias IT 2023 (gestión digital, ciberseguridad, talento...) Registro
» Work from anywhere, garantía de perímetro de acceso seguro Leer
» Customer Data Platform, conocimiento integrado del cliente.
 (G. Castelao, Ibexa)
  
 
Entrevista

Las estrategias de seguridad basadas en SASE se están convirtiendo en la solución preferida por muchas organizaciones para proteger sus redes empresariales, abarcando desde sus instalaciones centrales hasta sus sucursales y los nuevos entornos de trabajo híbrido. Esto está dando un gran impulso al mercado de soluciones SASE que, según las investigaciones de Dell’Oro Group, en el tercer trimestre de 2022 ha crecido por séptimo trimestre consecutivo, en este caso un 33% con respecto al trimestre anterior (25% interanual).

En su informe, Mauricio Sánchez, director de investigación, seguridad de red y SASE y SD-WAN en Dell’Oro Group, comenta que “a diferencia de otros mercados de seguridad de red que rastreamos, esperamos que continúe la alta prioridad de inversión y conduzca a que el mercado SASE supere los 8.000 millones de dólares en 2023”.

El mercado de seguridad SASE (SSE) incluye una amplia variedad de productos y servicios, como SWG, CASB, ZTNA y Firewall como Servicio en la nube, y sus ingresos han ido creciendo constantemente en los últimos 10 trimestres. Por su parte, las redes basadas en SASE (SD-WAN), han mostrado un deterioro de las ventas con respecto al tercer trimestre de 2021, cuando su mercado creció con mucha fuerza, animado por la demanda acumulada.

Pero los expertos señalan que la mejora de las cadenas de suministro en estos últimos meses ha permitido a los proveedores cubrir mejor la demanda, manteniendo un nivel de crecimiento similar al registrado en los últimos trimestres, por lo que la comparación interanual negativa no significa que los ingresos de este segmento del mercado vayan a declinar a corto plazo. Así, las perspectivas para 2023 siguen siendo muy positivas, a pesar de las dificultades macroeconómicas, ya que las empresas seguirán priorizando la inversión en seguridad para proteger sus redes y activos digitales.