Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los asistentes digitales permitirán proporcionar nuevos servicios a los conductores

  • Software y Apps

coche movil

En el último año, los asistentes digitales como Google Assistant, Amazon Alexa o Siri están ampliando su campo de acción, y los fabricantes de automóviles pretenden explotar el potencial que tienen estas aplicaciones para proporcionar nuevos servicios a los conductores. Según los expertos, la tendencia hacia la adopción de esta tecnología llevará a que en 2023 habrá 20 millones de vehículos dotados de un asistente digital.

El desarrollo de los asistentes digitales comenzó como una aplicación para móviles, Apple Siri, que desde sus primeras versiones permite a los usuarios interactuar con su terminal mediante la voz. Ya en sus inicios tuvo una gran acogida por parte de los clientes de esta marca y, desde entonces, otras grandes empresas tecnológicas han desarrollado sus propias versiones de asistente digital. A medida que se han ido desarrollando, sus creadores han ido incorporando nuevas capacidades potenciadas por la inteligencia artificial y el gran desarrollo del procesamiento de lenguaje natural (PNL).

Ahora, esta tecnología se ha trasladado a los entornos domésticos, con productos que están revolucionando el concepto de la domótica, pero también al entorno de los negocios, como la versión profesional de Amazon Alexa. Pero sus posibilidades son muchas, y nuevas industrias están encontrando utilidad en los asistentes digitales y quieren explotarlas para generar nuevos núcleos de negocio.

Una de ellas es la industria de automoción, que está apostando fuerte por la incorporación de los asistentes personales en los vehículos, lo que permitiría ampliar el ecosistema digital de las personas y abrir un nuevo campo para los servicios digitales. Esto se ha convertido en una tendencia creciente y, según un estudio elaborado por ABI Research, para 2023 permitirá que haya 20 millones de vehículos equipados con asistentes digitales como Google Assistant, Amazon Alexa o Apple Siri, pudiendo tener uno o varios en un mismo vehículo.

Según comentó Shiv Patel, analista de Smart Mobility & Atomotive en Abi Research, “Los OEM se han dado cuenta de que un número cada vez mayor de consumidores puede ver el valor de poder controlar sus dispositivos domésticos inteligentes en el vehículo y aprovechar su ecosistema de Apple, Amazon o Google mientras están en movimiento. Al mismo tiempo, estas compañías de tecnología están considerando el mercado automotriz como un nuevo negocio vertical para expandir su marca y extraer datos valiosos de los consumidores”.

Este nuevo avance tecnológico está teniendo varias vertientes, ya que por ahora la implementación de asistentes y sistemas de recopilación de datos en los vehículos se encuentra en sus fases iniciales. Cada fabricante se plantea una forma propia de aplicar estas tecnologías, y algunos ya han desarrollado sus propios asistentes y sus propias plataformas de recopilación y transmisión de datos. En general, dada la creciente adopción de los asistentes más conocidos, cabe esperar que la mayoría (si no todos) de los fabricantes compatibilicen sus desarrollos con las plataformas establecidas en el mercado de dispositivos móviles y Smart Home, pero los enfoques son muy variados.

Por su parte, los creadores de los asistentes más populares ya están trabajando para ampliar las capacidades de sus plataformas al entorno de los vehículos, de forma que sean independientes de los móviles, pero conectándose a una plataforma común. Entre ellos, Google parece el mejor preparado para saltar al mercado de os automóviles, aunque el resto ya está trabajando con importantes marcas de coches de prestigio internacional.

Como dijo Patel, “En general, estas asociaciones representan un importante paso adelante para Amazon y Google, ya que podrían allanar el camino para que eventualmente desplacen a los asistentes de marca OEM en el vehículo y sean el único asistente de voz en el vehículo, extendiendo su marca y brindando acceso a nuevos datos en el vehículo”. Pero señaló que esto podría depender mucho “de lo que ofrezcan los fabricantes de equipos originales que dominan el mercado, como Nuance. Sin embargo, al menos en el corto y medio plazo, es probable que los consumidores vean un número cada vez mayor de vehículos con Amazon Alexa o Google Assistant, incluso si se encuentra junto a un asistente de marca OEM”.