Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de reconocimiento de voz crecerá rápidamente hasta 2024

  • Software y Apps

smartphone asistente voz

Las nuevas interfaces hombre-máquina basadas en el reconocimiento de voz están encontrando un importante mercado, gracias a que introduce nuevas posibilidades para interactuar con las aplicaciones digitales. Por ello, el mercado de tecnologías de reconocimiento de voz y de voz de campo lejano crecerá con mucha fuerza hasta el año 2024.

El avance de la automatización está dando como resultado toda una nueva generación de servicios y aplicaciones inteligentes, que abarcan numerosos campos dentro del ámbito de consumo y también en los entornos profesionales. Paralelamente, se ha producido un desarrollo importante en las interfaces capaces de reconocer la voz, que permiten a las personas interactuar con las máquinas de forma más directa, sencilla y personalizada. Estas interfaces emplean software basado en procesamiento del lenguaje natural (PNL) e IA, y un hardware que consiste en una matriz de micrófonos convencionales y de campo lejano.

Estos últimos cuentan con transductores que captan con más nitidez los sonidos reflejados que los provenientes de la fuente de voz. En combinación con micrófonos convencionales, permite a la interfaz recoger la voz a una distancia de hasta 10 metros, incluso en ambientes de ruido o distorsión. Y, sumando esto a la mayor sofisticación y personalización del software de reconocimiento de voz, se han logrado crear sistemas capaces de discriminar las órdenes de voz de la persona concreta que emite las órdenes, como los altavoces inteligentes.

Gracias a estos avances, según un informe reciente publicado por Market Research Future, el mercado de reconocimiento de voz y voz de campo lejano está experimentando un crecimiento explosivo que continuará, al menos, hasta el año 2024. Los principales impulsores de estos nuevos sistemas son los productos Echo y Alexa, pero están surgiendo otros actores que quieren irrumpir en el mercado con soluciones de ámbito más específico.

Según el tipo de componentes de esta tecnología, el mercado está separado en micrófonos, procesadores de señales digitales y software, siendo el de micrófonos el segmento más importante dentro del mercado. Aunque el que más va a crecer durante el período 2018-2024 será el de software, principalmente porque ofrece más beneficios en cuanto a la precisión y la confiabilidad del reconocimiento de voz.

En cuanto a las soluciones de micrófono, otra forma de segmentar este mercado, se contemplan diferentes tecnologías: un solo micrófono, matrices lineales y matrices circulares. En 2018 el segmento de matrices lineales supuso la mayor parte del mercado, ya que es la tecnología empleada en la mayoría de altavoces, televisores, decodificadores, router domésticos, dispositivos de seguridad para el hogar y otros aparatos similares. Pero los expertos creen que el segmento de matrices circulares crecerá con más rapidez, a medida que las interfaces de reconocimiento de voz den el salto a una tecnología mejor, especialmente en entornos profesionales.

Otra forma de clasificar el mercado es en función del tipo de aplicación, que distingue entre sistemas de información y entretenimiento en vehículos, televisores inteligentes, altavoces inteligentes, robótica, termostatos inteligentes, iluminación inteligente y otros. Dada la actual situación del mercado, el segmento de altavoces inteligentes será el que domine el mercado de reconocimiento de voz y de voz de campo lejano durante todo el período 2018-2024, gracias a la creciente adopción de asistentes virtuales en América del Norte y Europa. Estas dos regiones serán las principales para este mercado, gracias a la gran concentración de proveedores, la mayor disponibilidad de técnicos expertos en la materia y a la gran masa potencial de usuarios finales que apuesta por estas interfaces, en los hogares y las empresas.