Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas seguirán invirtiendo en realidad virtual y aumentada hasta 2023

  • Software y Apps

Airbus-realidad mixta

Los nuevos casos de uso de la realidad virtual y aumentada están ganando tracción y se espera que en los próximos años numerosas industrias hayan implementado esta tecnología para distintos usos. Así, en poco tiempo lograrán superar a los segmentos de consumo, ya que esta tecnología está proporcionando posibilidades muy variadas en distintos campos profesionales.

Desde la capacitación profesional al mantenimiento y el control de las operaciones en las fábricas, pasando por el diseño de productos en entornos digitales, la realidad virtual y aumentada proporciona nuevas e interesantes posibilidades a las empresas. Estas perspectivas están incitando a los fabricantes para que desarrollen nuevos dispositivos y aplicaciones de AR/VR cada vez más completos y asequibles, haciendo que más empresas se planteen su adopción de cara a los próximos años.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Los expertos de IDC han destacado recientemente el buen desempeño que tendrá el mercado de realidad virtual y aumentada en la región de Asia Pacífico, donde se ha cerrado el año 2019 con unos ingresos de 31.200 millones de dólares. Esto supone un crecimiento interanual del 34%, y los analistas opinan que esto solo ha sido la antesala del despegue del mercado en la región. Sus estimaciones son que entre 2018 y 2023 el mercado en APAC crecerá a una tasa interanual compuesta (CAGR) del 62%.

Y esto se debe al gran aumento de los segmentos AR/VR profesionales, ya que para final de este período se calcula que superarán en 11.000 millones al segmento de consumo en la región. Según los expertos, este enorme crecimiento se debe a que estas tecnologías ya han demostrado su gran capacidad para resolver problemas complejos en el ámbito comercial y para agilizar las operaciones. Y, según IDC, las industrias que más van a contribuir al crecimiento de los segmentos profesionales de realidad virtual y aumentada serán la educación y el comercio minorista, que ya en 2019 generaron 495,3 y 244,4 millones de dólares, respectivamente.

En opinión de Ritika Srivastava, analista de mercado asociado de IDC India, “los programas de capacitación especializados en el sistema educativo, que incluyen capacitación piloto de realidad virtual a través de simulaciones, aprendizaje de anatomía humana, etc., han brindado la oportunidad de desarrollar un conjunto de habilidades específicas en el entorno virtual. Aprovechando esta tecnología, las posibilidades de cometer errores no tendrán consecuencias fatales durante el proceso de capacitación”.

En su opinión, esto ha permitido a los institutos llevar a cabo una transición hacia modelos de enseñanza más heterogéneos, en los que conviven el aprendizaje a distancia con el presencial, reduciendo ahorrando gastos y reduciendo el tiempo perdido a causa del transporte. Y, en el ámbito del comercio minorista, señala que los vendedores de productos de gama alta están encontrando posibilidades muy interesantes en el uso de tecnologías AR/VR, donde aplicando la personalización pueden proporcionar a sus clientes experiencias inmersivas que les permiten probar sus productos de forma virtual.

Y algo similar sucede en otras industrias, y también en otras regiones como Norteamérica o EMEA, donde se están ampliando lo casos de uso de éxito en muchos sectores. Aunque los expertos creen que en esos países se producirá un crecimiento más moderado del mercado de soluciones de realidad virtual y aumentada, ya que el potencial de China y algún otro país asiático es enorme en comparación. En cualquier caso, las previsiones para el mercado de AR/VR en los próximos años son muy positivas, ya que se espera que estas tecnologías encuentren su lugar en distintos entornos de trabajo, capacitación y exhibición de productos.