Las empresas creen que DevOps acelerará la transformación digital

  • Software y Apps

DevOps

Una encuesta reciente revela que el 92% de los responsables de TI cree que las prácticas DevOps podrían ser uno de los mayores catalizadores de la transformación digital de su organización. Porque a raíz de la pandemia se ha vuelto más importante que nunca contar con estrategias que permitan acelerar el desarrollo y la puesta en marcha de software y servicios para satisfacer las necesidades de los clientes.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software?Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

La transformación digital es el único camino para muchas organizaciones a partir de esta nueva normalidad, porque durante la crisis la competitividad se ha recrudecido, y necesitan más que nunca responder con agilidad a las cambiantes necesidades de sus clientes. Y uno de los pilares básicos de una organización digitalizada es la capacidad de desarrollar aplicaciones y servicios que respondan a las necesidades estratégicas, operativas y comerciales. Los responsables de TI son conscientes de ello, como revela el Estudio Anual sobre Transformación Digital, realizado recientemente por la firma Couchbase.

Según su investigación, el 63% de los responsables de TI opina que la flexibilidad ha sido un factor clave en la transformación digital, y un 92% cree que las prácticas DevOps podrían tener un impacto revolucionario en el proceso, habida cuenta de lo importante que ha sido la labor de los desarrolladores de TI para avanzar en la digitalización durante los peores tiempos de la pandemia.

DevOps aglutina los planteamientos, prácticas y herramientas que ayudan a estos profesionales a crear e implementar nuevo software y servicios, y las empresas que han implantado estos principios están progresando a un ritmo superior que las que continúan con estrategias tradicionales. Aunque la búsqueda de la flexibilidad necesaria para seguir este camino está generando algunos problemas, ya que 5 de cada 10 responsables de TI reconocen que a sus equipos de desarrollo se les está exigiendo demasiado en muy poco tiempo.

Steve Yen, cofundador de Couchbase, explica en su informe que “en un año en el que las compañías han tenido que esforzarse para adaptarse a unas formas de trabajo más descentralizadas, y a la rápida evolución de los mercados, los desarrolladores se han visto sometidos a una fuerte presión para ayudar a sus empresas a acomodarse a esta nueva situación. Los equipos de desarrollo necesitan contar con objetivos claros en cada proyecto, así como con herramientas y tecnologías necesarias para poder desempeñar su trabajo de forma ágil, pudiendo adaptarse de forma más rápida a la nueva situación”.

Esta investigación revela que las empresas y sus desarrolladores han tenido que esforzarse mucho para hacerse cargo de los diferentes desafíos que han surgido durante la pandemia. Un 40% destaca el establecimiento de objetivos claros y medibles en el equipo y otro 40% asegurarse de que los profesionales tienen la tecnología adecuada para realizar su trabajo. Un 31% también ha señalado la dificultad para avalar que dichos equipos entienden claramente los objetivos estratégicos de la organización y otro 31% ha tenido problemas para identificar y resolver los restos que enfrentan los equipos de desarrollo.

Pero, a pesar de todos estos esfuerzos, el rendimiento general de los equipos de desarrollo se ha visto perjudicado, impidiendo alcanzar todo su potencial, como asegura el 40% de los encuestados. Aunque estas necesidades no han pasado desapercibidas para las organizaciones, y en 2020 los equipos de desarrollo han crecido de media un 20%. En opinión de Yen, “para sacar el máximo provecho a esta inversión, es necesario que no solo se invierta en personal, sino también en tecnología, en gestión y comunicación que ayude a los profesionales a tener éxito”.

Por ello, concluye que “si las empresas ayudan a sus desarrolladores a ser más ágiles y flexibles, les resultará más fácil asegurarse de que se centren en la dirección correcta. En un mundo en el que cada vez se platean más desafíos, los desarrolladores tienen un papel vital que desempeñar. Invertir en ellos de forma adecuada será vital para lograr esa transformación digital que se pretende por parte de las empresas”.