Los desarrolladores adquieren un papel más importante en las empresas

  • Software y Apps

programar, codigo

El software está adquiriendo más importancia a medida que las empresas progresan en la transformación digital, y muchas cuentan ahora con su propio departamento de desarrollo. Según los expertos de IDC, la importancia de estos equipos de desarrolladores está aumentando, implicándose cada vez más en el diseño de las nuevas soluciones digitales que impulsan la digitalización.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

"Decepcionar a los clientes cuando se acercan a nuestra plataforma puede resultar muy caro" (Fastly) Vídeo 

Desde hace casi una década la idea de que toda empresa es una empresa de software acompaña a la mayoría de compañías vinculadas a la tecnología, pero con el avance de la digitalización este concepto se ha expandido a organizaciones de todos los sectores, que ahora necesitan más que nunca utilizar aplicaciones específicamente diseñadas para sus necesidades. Los expertos de IDC han elaborad una encuesta para saber cómo abordan las empresas modernas el desarrollo de software y conocer cómo está cambiando el papel de los propios desarrolladores en la organización.

Una de sus principales conclusiones es que los roles y responsabilidades de los desarrolladores se están expandiendo, y ahora no son meros arquitectos y visionarios de la transformación digital, sino que han adquirido una visión integral de los procesos implicados en la creación de nuevas soluciones para apoyar la digitalización de la empresa. Y los expertos recalcan que la importancia de los desarrolladores es cada vez mayor tanto para los proveedores de tecnología como para los compradores, ya que los programadores entienden cómo mejorar la eficiencia operativa de los procesos que se están desarrollando.

El vicepresidente de investigación de Desarrollo de Software de IDC, Arnal Dayaratna, comenta que, “dado su papel en el diseño, construcción y ejecución de estrategias digitales, los desarrolladores se han vuelto indispensables para la empresa moderna”. Afirma que estos profesionales se han convertido en diseñadores y gerentes de productos, analistas comerciales, constructores, estrategas y profesionales de ventas, ya que su trabajo los involucra en todos estos campos dentro de la organización.

Y señala que “esta expansión de las responsabilidades de los desarrolladores significa que son fundamentales para el éxito y el crecimiento de las empresas y organizaciones, debido a su capacidad para innovar, ejecutar planes estratégicos y operativos y hacer pivotar las operaciones comerciales en respuesta a un panorama empresarial que cambia rápidamente”.

Otro dato que revela esta encuesta es que los desarrolladores de pila completa son los más comunes en las empresas, personas que ahora tienen un papel importante en el desarrollo de la lógica empresarial, en la gestión de datos y en e desarrollo de experiencias front-end más ricas para los usuarios finales. Y muestra que las responsabilidades de los desarrolladores en general se han ido ampliando, incluyendo la implementación de aplicaciones y de estrategias de automatización, la gestión del rendimiento, la experiencia de usuario y la seguridad.

Además, son cada vez más responsables del ciclo de vida completo del desarrollo de aplicaciones, lo que abarca responsabilidades operativas como la implementación de DevOps, la automatización relacionada con el desarrollo y la implementación de UX y seguridad.

Todos estos cambios están haciendo que los desarrolladores sientan más libertad y autonomía a la hora de seleccionar las herramientas y las infraestructuras empleadas para su trabajo en la programación de software. Por ello, los expertos recomiendan a los proveedores de tecnología que se aseguren de que los desarrolladores estén familiarizados y tengan un acceso completo a toda su cartera de productos y servicios para desarrolladores.

Así, los desarrolladores modernos comienzan a considerarse a sí mismos como compradores de tecnología, ya que entre un 70% y un 79% sienten que tienen una influencia importante o decisiva sobre las estrategias de compra y adquisición, lo que incluye la modernización de aplicaciones heredadas, la adopción de la nube y la selección de los proveedores que contratará su empresa. Y estos cambios de rol y responsabilidad continuarán transformándose y ampliándose, ya que cada vez más empresas están embarcándose en un proceso de modernización que implica la sustitución o modificación de las aplicaciones heredadas, para hacer frente a los retos digitales del futuro.