Tendencias HealthTech para 2022

  • Software y Apps

Material médico_hospital

La industria sanitaria está modernizándose a través de las nuevas tecnologías para aumentar la eficiencia en los procesos, mejorar la atención a los pacientes y habilitar capacidades de telemedicina. La inteligencia artificial se ha convertido en una parte importante de esta transformación, y este año se acelerará su adopción en las empresas del sector, así como otras innovaciones basadas en la atención virtual o la robótica médica.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

España en la era post-COVID: TI para transformar el negocio Leer 

A raíz de la crisis sanitaria que comenzó en 2020 el sector sanitario se ha visto sometido a una gran presión para administrar unos recursos que inicialmente eran insuficientes para hacer frente a la situación. Esto ha obligado a las organizaciones sanitarias a cambiar su enfoque y desarrollar nuevas técnicas y procesos, y una de las estrategias más importantes es acometer lo antes posible la transformación digital, para automatizar procesos y habilitar nuevas capacidades como la telemedicina.

En este camino las empresas del sector están adoptando una serie de tecnologías fundamentales, entre las que destaca la inteligencia artificial y los sistemas destinados a construir plataformas digitales de atención virtual. Y también se está viendo una rápida adopción de diferentes modalidades de robótica sanitaria, con tecnologías destinadas tanto a quirófanos como a limpieza e higienización.

En un reciente informe publicado por GlobalData, Jemima Walker, analista del equipo de investigación temática de esta firma de investigación, comenta que “la IA tiene el potencial de revolucionar la industria de la salud, apoyando el acortamiento de los plazos de descubrimiento de medicamentos, la reutilización exitosa de medicamentos existentes para combatir COVID-19, la mejora de las herramientas de monitoreo remoto de pacientes, la mejora de la eficiencia de la cadena de suministro y la modernización del modelo de ensayo clínico obsoleto mediante la mejora del diseño del ensayo, el reclutamiento de pacientes y la retención de pacientes”.

La inteligencia artificial se ha convertido en uno de los temas de discusión principales entre las empresas del sector, y su presencia en las presentaciones de las compañías de dispositivos médicos, farmacéuticos y de atención médica ha aumentado en más de un 50% entre 2018 y 2021. Los expertos creen que el mercado de plataformas de inteligencia artificial para la industria sanitaria está listo para crecer, y se espera que los ingresos aumenten desde 1.600 millones de dólares en 2019 hasta unos 5.700 millones en 2025.

Aunque Walker señala que “la regulación sobre el uso de IA en tecnología de la salud, particularmente para dispositivos médicos, aún está en desarrollo. Los planes de la UE para requisitos adicionales más estrictos en 2022 darán lugar a grandes sanciones para aquellos que no cumplan, y se evitará que las empresas más pequeñas ingresen al mercado por completo”.

A partir de este año los investigadores también prevén un crecimiento acelerado de las plataformas digitales y virtuales, que se apoyarán en el creciente uso de tecnologías móviles y wearables entre los consumidores. En su informe, GlobalData destaca que a medida que la pandemia se vaya controlando la demanda de atención sanitaria virtual no decrecerá, sino que evolucionará desde el uso actual, basado en reemplazar las visitas al médico, convirtiéndose en un apoyo a otras formas de atención médica y para el seguimiento de los pacientes a distancia.

Esto se verá reforzado por el avance de tecnologías como las comunicaciones 5G, la realidad aumentada, la mejora de la ciberseguridad y otras tecnologías que contribuirán a llevar a cabo la transición a los servicios médicos digitalizados. Las herramientas digitales y virtuales tienen el potencial para ayudar en muchos casos de uso de atención médica, como en el tratamiento de la salud mental, el manejo del dolor crónico, la rehabilitación tras accidentes cerebrovasculares, las terapias contra las adicciones e, incluso, la creación de servicios de ambulancias autónomas en el futuro.

Otro campo que los investigadores consideran prometedor es el de la robótica médica, un sector que está creciendo rápidamente gracias a las nuevas tecnologías de robótica quirúrgica. La pandemia obligó a cancelar entre el 15% y el 30% de las cirugías asistidas programadas a partir de 2020, se espera que en 2022 se lleven a cabo alrededor de 3,7 millones de intervenciones quirúrgicas robóticas. Aunque Walker dice que “los altos costos de los robots médicos y la capacitación adicional que a menudo se requiere evitarán una adopción rápida y generalizada”.

En 2022 destacará el papel de las organizaciones con fines de lucro, que serán los early adopters de estas tecnologías, especialmente en los centros donde se realizan cirugías ambulatorias rápidas. Una vez que estas instituciones demuestren la utilidad de la tecnología, el resto de hospitales y centros de salud pública seguirán su estela, lo que generará un crecimiento acelerado de la industria de robótica quirúrgica.