Los hogares españoles no filtran adecuadamente el contenido para menores

  • Software y Apps

tablet familia hogar

Según las investigaciones de la CNMC, el 70% de los hogares están familiarizados con los sistemas de filtrado de contenidos audiovisuales para menores, pero en muchos casos no los usan, o no en todas las plataformas. La mayoría utiliza el control parental en las redes sociales, pero apenas se aplican estas medidas en los contenidos visualizados en televisión, salvo en servicios de vídeo bajo demanda.

  Recomendados....

» Desarrollo de Apps móviles con low-code en el sector industria y servicios de campo. 30 noviembre  Webinar
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción Guía
» Foro Administración Pública Digital: pogreso y vanguardia. 29 y 30 noviembre Emisión

Controlar el tipo de contenidos que los menores pueden ver en Internet y en televisión es fundamental para su educación y para evitar el fomento de conductas violentas o delictivas. Para lograrlo los proveedores de redes sociales y servicios de streaming ofrecen herramientas de control parental, perfiles de usuario específicos para menores y otras herramientas, y los hogares españoles con hijos menores de edad están cada vez más familiarizados con ellos.

Según una investigación realizada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el 74% de los hogares españoles conoce las herramientas disponibles para filtrar los contenidos audiovisuales, pero pocos las utilizan adecuadamente. Así, solo uno de cada tres emplea herramientas de control parental para las redes sociales como TiokTok, YouTube, Instagram o Twitch, y poco más de un 30% hace lo propio en las plataformas de vídeo bajo demanda como Netflix o Amazon Prime Vídeo.

Pero el mayor problema en cuanto al filtrado de contenidos inadecuados se encuentra en la televisión, en general, ya que solo un 12,2% de los hogares aplica sistemas de control parental a los contenidos de TV, especialmente la televisión en abierto. Esta diferencia tiene mucho que ver con que estos servicios generalmente no cuentan con medidas restrictivas para bloquear contenido, sino que se basan en medidas informativas, como la etiqueta que identifica los contenidos aptos a partir de cierta edad.

La mayor preocupación de los padres con hijos de entre 0 y 6 años está en los contenidos violentos, mientras que las conductas peligrosas son las que más preocupan a los padres con hijos de entre 12 y 17 años, por el potencial de que imiten estas acciones. Para proteger a los menores de la exposición a contenidos inadecuados para su edad en las plataformas digitales existen herramientas bastante completas, en general, pero en la televisión las medidas se basan en horarios y en etiquetado informativo, por lo que los padres deben estar más pendientes de lo que sus hijos ven en la TV.

Además, según la CNMC, el 75% de los hogares con hijos menores o que se encargan de su cuidado no conoce las formas de protestar sobre contenidos audiovisuales inadecuados para niños y adolescentes. Y solo el 4% de lo que conocen estas posibilidades han reclamado por este motivo en los dos últimos años. Por ello, la CNMC hace hincapié en que cuenta con un canal para denunciar contenido que no respete la normativa audiovisual. Mediante un formulario se pueden presentar denuncias para que cualquier persona física o jurídica pueda quejarse sobre programas o anuncios emitidos en la televisión nacional, e insta a los padres a utilizarlos cuando detecten irregularidades por parte de las cadenas de televisión o servicios digitales.