2023 será un mal año para el metaverso

  • Software y Apps

Metaverso

El metaverso continúa generando opiniones muy dispares, con empresas que se han lanzado de cabeza a este nuevo mundo digital, mientras que otras siguen mostrándose muy escépticas con respecto a su potencial y su futuro. Las perspectivas para el metaverso en 2023 no son muy positivas, pero los expertos creen que esto no impedirá que el concepto siga desarrollándose a más largo plazo, y en los próximos años proporcionará a los internautas una nueva forma de interactuar y consumir todo tipo de servicios digitales.

  Recomendados....

» El CIO estratégico vincula la optimización de costes a los resultados de negocio (Gartner) Informe
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción, ¿por qué? Documento
» Headless CMS, un abanico de oportunidades en los proyectos empresariales
Leer

Desde que se presentó en sociedad el concepto de metaverso se han generado opiniones en todos los sentidos. Inicialmente, Facebook fue el mayor impulsor de la idea, hasta el punto de que la compañía cambió su nombre por Meta, volcando muchos recursos en su desarrollo. Otras empresas han entendido que el futuro de Internet y de muchos negocios digitales estará ligado al metaverso, y se han lanzado a desarrollar sus propias versiones y servicios basados en el metaverso, o de sumarse a los primeros entornos virtuales generados en base a este concepto.

Por otro lado, se ha expandido el escepticismo entre una gran cantidad de empresas y sectores, que ven una falta de madurez en la idea del metaverso y en los modelos de negocio basados en él. Las opiniones al respecto son muy dispares, y los resultados económicos de la propia Meta no ofrecen unas buenas perspectivas para el desarrollo del metaverso el año que viene.

Los investigadores de GlobalData se suman a este mal pronóstico y anticipan que 2023 será un mal año para el metaverso, ya que los consumidores están mostrando un gran desinterés, y las inversiones en estos mundos virtuales no están creciendo como estaba previsto hace un año. William Tyson, analista asociado del equipo de inteligencia temática de esta firma de investigación, destaca cuáles son las principales tendencias sobre el metaverso para el año que viene y más allá.

La primera es que el metaverso no va a cumplir con las expectativas el año que viene, ya que arrastra la carga de la inmadurez de tecnologías clave, como la realidad virtual y la inteligencia artificial. Al mismo tiempo, los consumidores están perdiendo el interés y perciben que estos entornos no serán tan accesibles, dado el elevado coste de las tecnologías habilitadoras de una experiencia completa en el metaverso, como las gafas de realidad virtual. Esto limitará seriamente la adopción del metaverso en 2023.

En opinión de Tyson, “la ausencia de una visión única para el metaverso significa que su futuro es maleable e incierto. Su extraordinario potencial a largo plazo es ampliamente reconocido, razón por la cual las grandes tecnológicas continúan canalizando miles de millones hacia su creación, a pesar de la ausencia de retorno de la inversión a corto plazo”. Pronostica que la tecnología del metaverso sufrirá un enfriamiento a corto plazo, pero cree que esto también dará tiempo para que se desarrollen las tecnologías subyacentes.

Otra tendencia a destacar es el impulso que experimentará el metaverso en China, donde las inversiones en las tecnologías habilitadoras están aumentando rápidamente, a pesar de las importantes restricciones impuestas por el gobierno. Este control condicionará mucho el camino que seguirán las empresas chinas para desarrollar el metaverso, pero su interés en construir las bases de este concepto parece superar al de las empresas occidentales.

En opinión de Tyson, “la planificación central en China ayudará al desarrollo del metaverso a medida que las empresas buscan socavar las capacidades de Occidente. Las empresas chinas se beneficiarán de políticas preferenciales y subsidios en sus intentos de innovar”. Esto es algo que no se verá en Occidente, donde los gobiernos ylas emrpesas lo tienen mucho más difícil para justificar la inversión en una tecnología que se encuentra en una etapa tan temprana de desarrollo. Además, la caída de la economía lo pone aún más difícil de cara a 2023, y habrá que esperar varios años para que el metaverso se consolide como una tecnología de uso común.