Las plataformas de fabricación inteligente multiplicarán sus ingresos para 2025

  • Transformación Digital

industria

En los próximos cinco años el mercado vinculado a las plataformas de fabricación inteligente seguirá incrementando sus ingresos, y los expertos creen que para 2025 se superarán los 23.000 millones de dólares. Esto se logrará gracias a la proliferación de nuevas soluciones basadas en IoT y a la progresiva integración de las tecnologías operativas y de la información, tradicionalmente separadas.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

El arte de la inteligencia artificial centrada en el cliente Leer 

Como explican los analistas de ABI Research en su último informe sobre las tecnologías de la industria 4.0, en los próximos 5 años el sector va a avanzar rápidamente en la digitalización. Para ello, las empresas se apoyarán cada vez más en plataformas de IoT industrial (IIoT) que les permitirán integrar de forma sencilla los ámbitos de las Tecnologías de la Información (IT) y de las Tecnologías Operativas (OT). Gracias a ello contarán con herramientas capaces de habilitar la fabricación inteligente, administrando de forma eficaz e integrada los dispositivos, la conectividad, la infraestructura y los datos.

En opinión de los expertos, las plataformas IIoT también serán de mucha ayuda para implementar aplicaciones, obtener conocimientos y entregarlos a las partes interesadas para todo tipo de necesidades operativas y del negocio. Aunque hay diferentes tipos de plataformas IIoT, la más extendida será la plataforma de habilitación de aplicaciones (AEP), que para 2025 habrá generado un gasto de 32.000 millones anuales.

Estas soluciones permiten importar datos, pero requieren la participación de socios que proporcionen pasarelas, aunque algunos AEP ofrecen todo lo necesario en su propia plataforma, al estilo de “ventanilla única”, como las soluciones de Siemens, Emerson y PTC, que recogen datos de los dispositivos y cuentan con su propia tienda de aplicaciones.

Como explica Ryan Martin, Director de Investigación Industrial y de Manufactura de ABI Research, “algunas ventanillas únicas se centran más en extraer datos y llevarlos a la nube, mientras que otras se centran más en entregar los datos a otros sistemas empresariales y de fabricación. Si el desarrollo de aplicaciones permanece abierto, las aplicaciones pueden ser creadas por el proveedor de AEP, desde socios (que también pueden llamarse plataformas), usuarios finales o desarrolladores independientes, al igual que las tiendas de aplicaciones para teléfonos inteligentes”.

Por otro lado, los expertos destacan otra tendencia paralela, que es la utilización de gafas inteligentes, una categoría de dispositivos que pasará de generar unos ingresos de 1,4 millones de dólares en 2019 a unos 20,9 millones para el año 2025, creciendo a una CAGR del 57%. En palabras de Michael Larner, analista principal de ABI Research, “el rápido crecimiento de las conexiones revela que las soluciones basadas en AR se están convirtiendo rápidamente en una tecnología convencional en la fábrica”.

Añade que “las gafas pueden formar parte cada vez más de los planes de los fabricantes para la incorporación del personal, para proporcionar formación complementaria en contexto y para permitir que el personal con más experiencia apoye de forma remota a los jóvenes. Además de los casos de uso maduros, el crecimiento de las conexiones es una prueba de que las gafas se volverán lo suficientemente cómodas para usar durante un período prolongado y que las inversiones en redes celulares significan que el software integrado puede ayudar al personal en tiempo real”.