Michelín introduce en sus fábricas robots colaborativos diseñados en España

  • Transformación Digital

MICHELIN_Cobots_Robots

La compañía va a introducir en sus fábricas de toda Europa una nueva generación de brazos robóticos diseñados en sus instalaciones de Valladolid. Con esta tecnología de robots colaborativos pretende ahorrar tiempo y minimizar los costes, así como reducir el peso que deben manejar sus trabajadores en trabajos como el cambio de neumáticos de gran tamaño.

Recomendados: 

Un futuro digital para la construcción mundial Leer

El fabricante Michelín ha anunciado que va a incorporar robots colaborativos en sus fábricas de toda Europa, unas máquinas que han sido diseñadas y testadas en su fábrica de Valladolid. La finalidad de estos equipos es ayudar a los trabajadores en el cambio de neumáticos de camiones y autobuses, artículos de gran tamaño y peso, reduciendo esta carga y agilizando los procesos para ahorrar costes.

Este es un excelente ejemplo de la aplicación de los robots colaborativos, cuya misión es ayudar a los trabajadores humanos en determinadas tareas, especialmente aquellas que implican el movimiento de grandes volúmenes o pesos. La iniciativa forma parte de un proyecto piloto avalado por la empresa valenciana GAEQUIP y del Hub de innovación INNSOMNIA, que llevó a cabo un concurso de ideas especialmente diseñado para Michelín.

Como explica Germán Arias, director técnico de la planta de Michelin de Valladolid, “Michelin lleva la innovación en su esencia desde que existe, aplicada internamente a sus productos y procesos industriales. En este momento, en que la industria se está transformando con la digitalización como vector de cambio, nos pareció interesante buscar soluciones fuera de nuestro ámbito natural”.

Arias reconoce el trabajo realizado por INNSOMNIA, con quien han podido lanzar los dos retos que han culminado con la implantación de estos nuevos robots colaborativos. Como explica en su anuncio, “el primero de ellos se enfocó a mejorar la ergonomía de un puesto de trabajo manual en nuestro taller de renovado de cubiertas de camión, para reducir el esfuerzo físico necesario”.

El segundo reto tenía como objetivo encontrar una aplicación de mantenimiento predictivo basado en inteligencia artificial, que permitiera anticipar las posibles fallas en las máquinas y mejorar la capacidad de producción. En palabras de Arias, “es un proyecto ambicioso y de alta complejidad que estamos realizando con otra empresa también valenciana, Tyris Software, que nos hizo una propuesta muy interesante que está en fase de prototipo, con buenas perspectivas de evolución”. Y afirma que “este trabajo colaborativo nos ha aportado una visión amplia del ecosistema digital español, lo que nos permite ser optimistas con el futuro”.

Por su parte, Rafael Navarro, socio cofundador de INNSOMNIA, pone en valor el papel de este proyecto de cara al acercamiento entre la industria y los innovadores. Explica que “la creación de este concurso tecnológico nació hace dos años como una iniciativa para impulsar la digitalización de la industria, teniendo como ganador el modelo de GAEQUIP. Desde entonces, hemos mantenido una convocatoria anual para conectar proyectos innovadores con Michelin, lo que ha ayudado a crear importantes sinergias entre startups y PYMEs tecnológicas con una empresa líder, capaz de aportar su experiencia, visión de mejora y un testeo exigente en condiciones reales”.