El aumento de presupuestos de TI impulsará el crecimiento de la industria tecnológica

  • Transformación Digital

Salario, Dinero

Así lo cree uno de cada cuatro directores financieros de las empresas del sector tecnológico, que anticipan un aumento en el gasto empresarial dedicado a tecnología. En su opinión, las iniciativas empresariales enfocadas a la innovación, la reducción de costes y las nuevas formas de trabajar serán su principal motor de crecimiento durante este año.

Tras un 2020 plagado de dificultades en muchos sectores, muchas empresas se plantean este año como el inicio de una nueva etapa llena de oportunidades, en la que tratarán de aplicar todo lo aprendido durante la crisis. En muchos casos, esto supondrá incrementar el presupuesto de TI para consolidar las iniciativas que comenzaron el año pasado para superar la crisis, y que han demostrado ser fundamentales para mantenerse en funcionamiento y seguir siendo competitivos.

Esto implica renovar la apuesta por la innovación, reforzar la cadena de suministro, enfocarse en los modelos de negocio digitales y consolidar las iniciativas de trabajo remoto. A priori, muchas de estas estrategias implican un incremento de los presupuestos de TI, lo que beneficiará a las empresas tecnológicas que les proporcionan el soporte para logarlo, que este año podrían experimentar un nuevo aumento de la demanda de sus clientes, lo que les permitirá seguir aumentando su valor.

Así lo cree una cuarta parte (24%) de los directores financieros de las empresas tecnológicas, según un reciente estudio realizado por la firma especializada BDO. Sus investigadores creen que, además, el aumento de los presupuestos de TI se convertirá en el principal motor de crecimiento de la industria. El segundo factor que impulsará su progreso será el crecimiento económico global (20%) y el tercero será el aumento de la fuerza de trabajo virtual (14%), que ha generado nuevos casos de uso para el software y otras soluciones tecnológicas que facilitan el teletrabajo.

Ante este escenario de crecimiento, los expertos recomiendan a las empresas tecnológicas que adopten estrategias que les permitan capitalizar este aumento del presupuesto de TI en las empresas. Esto implica plantearse cuidadosamente sus fuentes de capital, rediseñar las cadenas de suministro mundiales y hacer ajustes para planificar la organización del trabajo en el futuro. Explican que la principal fuerza que impulsará el crecimiento seguirá siendo la innovación, ya que un 59% de los encuestados tiene previsto invertir más en I+D en 2021, pero un 18% afirma que la optimización de costes estará en el centro de su estrategia para 2021.

Como comenta Aftab Jamil, partner y national co-leader del área tecnológica de BDO en Estados Unidos, “la industria tecnológica estaba atravesando un período de reflexión e introspección incluso antes de que comenzara la pandemia. Aunque la crisis puso de relieve la importancia del sector y la tecnología existente, el futuro sigue estando enraizado en el propósito central de la innovación. El sector está preparado para crecer en 2021, y la optimización es el camino para hacer realidad esta oportunidad”.

Según revela esta investigación, el 41% de los CFO del sector tecnológico perciben que su empresa está progresando, mientras que un 37% creen que simplemente están sobreviviendo a la crisis, y otro 22% siente que están luchando para lograrlo. De cara a este nuevo año, el 66% piensa que v a prosperar, mientras que el 20% cree que logrará mantenerse, y un 14% opina que seguirá luchando para sobrevivir. Y un 54% de los encuestados anticipa un aumento de los ingresos y la rentabilidad, un progreso animado por la recuperación económica, algo esperado por el 65% de los entrevistados.

Lo que parece claro para todos es que la crisis sanitaria mundial ha llevado a la mayor parte de las empresas a replantearse su estrategia empresarial, poniendo énfasis en la aceleración de la transformación digital. Para ello, han aumentado el uso de tecnologías basadas en la nube, han habilitado rápidamente el trabajo remoto y se han centrado en reforzar su infraestructura para garantizar el servicio a sus clientes y afianzar las relaciones con sus socios.

De cara a este año, las empresas quieren continuar en esta línea y madurar sus estrategias, lo que les permitirá consolidar su futuro en sus respectivos mercados. Para ello seguirán buscando el apoyo y la financiación necesarios a través de capitales externos o partners. Los expertos afirman que los acuerdos entre tecnología y capital privado han evolucionado en los últimos años, centrándose especialmente en el software, que ha atraído la mayor parte de las inversiones.

Esto también tiene un impacto en los acuerdos de fusión y adquisición (M&A), que permiten a las empresas adquirir nuevas capacidades o más financiación para evolucionar y ganar en competitividad. Según explican los CFO de las empresas tecnológicas, los acuerdos de M&A del sector se han visto impulsados sobre todo por la necesidad de optimización de costes (18%), de incrementar la cuota de mercado (17%), los ingresos (16%) y la obtención de mejores valoraciones (14%).

De cara a 2021, los expertos anticipan una amplia gama de acuerdos, ya que el sector tecnológico está mostrando grandes oportunidades de negocio que los inversores querrán aprovechar. Así, el 42% de los directores financieros de la industria esperan que la valoración de sus compañías crezca este año, acompañando al aumento del presupuesto que gastarán sus clientes en sus productos y servicios. Y también anticipan un mayor interés de la financiación proveniente d ellos fondos de capital riesgo, que buscarán invertir en empresas tecnológicas.

Como explica Doug Hart, partner y national Co-Leader en el área tecnológica de BDO en Estados Unidos, “cuando se trata de acceder a la financiación, la industria tecnológica tiene muchas opciones en este momento. Hemos visto un fuerte apetito global por las inversiones en tecnología en general, pero particularmente de los inversores de capital privado y de capital riesgo. El sector ha activado a muchas otras industrias durante esta crisis, y ahora el sector de la tecnología debe centrarse internamente para optimizar el equilibrio entre el crecimiento continuo y la capacidad de escalar de forma rentable”.