La fabricación aditiva puede acelerar la digitalización en la industria manufacturera

  • Transformación Digital

impresion 3D metal

En los últimos años las empresas manufactureras han ido avanzando hacia nuevas formas de producción, dando pasos cautelosos hacia el concepto de industria 4.0 para ser más eficientes y competitivos. Según los expertos, una de las tecnologías que más puede ayudar a optimizar procesos, ser más sostenibles y habilitar modelos comerciales más flexibles es la fabricación aditiva, que rompe completamente los conceptos tradicionales y habilita nuevas posibilidades en el modelo productivo.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

¿Qué base de datos ofrece mayor rendimiento en entornos Cloud? Leer

La fabricación aditiva ha pasado de ser un concepto propio de la ciencia ficción a una realidad, y desde que salieron al mercado las primeras impresoras 3D de uso industrial la tecnología ha evolucionado para incorporar nuevos materiales y técnicas de producción. Ahora es posible “imprimir” en tres dimensiones objetos muy complejos y con una calidad igual o incluso superior a la que se obtiene con técnicas tradicionales, tanto en polímeros como en metales. Y la lista de materiales imprimibles continúa aumentando, llegando hasta los productos biológicos para medicina, alimentación…

Aunque el verdadero potencial se encuentra en las tecnologías de fabricación aditiva de metales y polímeros, que ya se emplea en industrias donde es vital obtener productos con una calidad y una factura intachables, como la aeroespacial, la automotriz o la de vehículos de competición de máxima categoría. Gracias a estas tecnologías es posible fabricar con una gran precisión y con un aprovechamiento máximo de las materias primas, además de que habilita un modelo de producción menos centrado en el volumen, que permite fabricar a medida de las necesidades del cliente y con un alto grado de personalización.

El progreso de la fabricación aditiva es lento, ya que implica inversiones importantes y un cambio en el modelo de producción, pero los expertos destacan que también puede ser un factor que acelere la digitalización de los flujos de trabajo existentes, algo que puede tener un gran impacto en la industria española, donde nuevas empresas quieren establecer un modelo de producción bajo demanda más ágil y flexible. Esta es una de las conclusiones de un amplio estudio realizado a lo largo de 2020 por la firma HP, en colaboración con 3dbpm, donde los investigadores destacan cómo la impresión 3D ya está teniendo un impacto significativo en la digitalización de la industria manufacturera.

Los expertos han analizado las tendencias más importantes de la fabricación digital entre los principales fabricantes de piezas industriales europeos, y el 96% de los encuestados dice que la fabricación aditiva les ayuda a lanzar más rápidamente sus productos al mercado. Y todos destacan la importancia de digitalizar cada vez más sus flujos de trabajo de producción, permitiendo la fabricación de piezas bajo demanda, que es el principal motivo para adoptar estas nuevas tecnologías. Además, el 63% de los fabricantes de piezas encuestados en Europa afirman que tiene pensado destinar inversiones de entre 100.000 y más de un millón de euros en la digitalización en los próximos 12 meses, lo que incluye tecnologías de fabricación aditiva.

Guayente Sanmartin, directora general del Negocio de Impresión 3D Multi Jet Fusion de HP, explica que “ya se ha iniciado un proceso de transformación digital de la fabricación. Las empresas líderes del futuro serán las que aprovechen el poder del software, los datos, la inteligencia artificial y la fabricación digital, para reinventar y personalizar los productos y las experiencias de los clientes”.

Entre los factores que hacen de la fabricación aditiva una tecnología muy interesante está el aprovechamiento de materias primas y la reducción del impacto ambiental, algo cada vez más importante para las estrategias de sostenibilidad que se están propagando en Europa, impulsadas por la propia Comisión Europea. Así, el 61% de los encuestados cree que, gracias a la gran eficiencia que presenta, esta tecnología se integra perfectamente en las estrategias de digitalización de la industria, contribuyendo a acelerar el proceso.

Además, un 91% señala que la capacidad de producir piezas bajo demanda ofrece una ventaja importante a los fabricantes, y un 79% cree que la fabricación aditiva ayuda a hacer frente a los retos de producción. Por ejemplo, la capacidad de adaptarse rápidamente y con un coste muy inferior a los cambios en los flujos de demanda, ya que parar los procesos de fabricación aditiva no tiene el elevado coste en tiempo y dinero que implica parar una línea de fabricación tradicional.

Sanmartín añade que “las capacidades avanzadas de la impresión 3D están creando oportunidades totalmente nuevas para la disrupción en todas las industrias, y con un enfoque mucho más sostenible desde el punto de vista medioambiental, que es un motor importante para los fabricantes actuales. La impresión 3D y su naturaleza intrínsecamente flexible, potencian una economía más circular”.

En cuanto a la transformación digital en sí, la fabricación aditiva se integra perfectamente en las estrategias de digitalización de los procesos de fabricación industrial. Y un 96% de los encuestados en toda Europa cree que la digitalización es una necesidad real para mejorar y modernizar casi todos los procesos de fabricación actuales. Permite obtener componentes más rentables y fabricar mejor y a más velocidad, en la mayoría de los casos, lo que está llevando a muchos fabricantes a adoptar estas tecnologías. Así, el 50% de los fabricantes británicos y el 40% de los alemanes tiene previsto invertir más de un millón de euros en esta tecnología en los próximos cinco años.

En el marco de España, el informe revela que el 50% de los fabricantes españoles de piezas industriales considera la capacidad de producir bajo demanda como el principal motor de la digitalización de los procesos de fabricación. Un 37% cree que la fabricación aditiva ayuda a acelerar el desarrollo de nuevos productos y un 38% afirma que esta tecnología permite una mayor flexibilidad en la producción. Además, el 50% de las firmas entrevistadas también valora muy positivamente el alto grado de sostenibilidad medioambiental que proporciona la fabricación aditiva a sus operaciones, y afirma que facilita la digitalización de los flujos de trabajo.