Los dispositivos IoT ayudan a modernizar sectores clave de la economía española

  • Transformación Digital

IoT empresa

Las empresas españolas están progresando rápidamente en la implantación de dispositivos IoT, principalmente en Madrid, Cataluña y Andalucía, que representan el 60% del total. Los sectores más avanzados en este campo son los de Facility Management y Utilities, que están encontrando numerosas ventajas en estas tecnologías, pero también se están popularizando en otros ámbitos.

En los últimos años el concepto Internet of Things ha alcanzado una gran madurez y muchas industrias están empezando a usar dispositivos conectados para optimizar y automatizar sus operaciones. En España estas tecnologías están ganando mucha aceptación, como revela el Mapa del Internet del IoT en España, elaborado por el proveedor de servicios IoT UnaBiz. Este análisis, realizado por la firma Sigfox, se basa en datos provenientes de la red de 4.400.000 dispositivos conectados que el operador tiene en el país, y que se extiende al 75% de la geografía, que proporciona información clave sobre el grado de implantación de esta tecnología en cada región y sector económico en España.

Una de las principales conclusiones de los investigadores es que Andalucía se ha situado como la tercera Comunidad Autónoma por volumen de implementaciones IoT (10,57%), por detrás de Madrid (38,25%) y Cataluña (11,84%), que lideran el ranking, seguidas por Baleares (7,7%) y País Vasco (4,76%). Así, estas cinco Comunidades acapararon 3 de cada 4 dispositivos conectados a Internet, Mientras que la presencia de esta tecnología es muy minoritaria en otras regiones como Extremadura, Cantabria y Asturias, que cierran el ranking.

Según los investigadores, los sectores que más han avanzado en la implantación de IoT son los de Facility Management (52,13%), Utilities (21,13%) y el sector agrícola (15,27%), que fue el que más rápido avanzó en esta transformación a lo largo de 2020, cuando alcanzó un porcentaje del 27,21% del total. Aunque ahora muestra un porcentaje inferior, esto se debe al avance de otros sectores en el último año, pero los agricultores continúan progresando en la implementación de tecnologías conectadas para mejorar la gestión de los cultivos.

El informe muestra que los casos de uso más destacados en la agricultura son la monitorización de ganado y cultivos. Por su parte, en el ámbito de Utilities los usos más comunes son la gestión inteligente del agua y el gas, y en la gestión de instalaciones, que lidera el ranking de implementación, IoT se está expandiendo rápidamente a la gestión de residuos, el control de plagas y numerosas aplicaciones relacionadas con la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad. Esta tendencia se está viendo en buena parte de Europa aunque en España está ganando tracción con más rapidez que en muchos otros países de la región.

A nivel regional, en las tres Comunidades Autónomas más maduras en la incorporación de IoT el sector que más peso tiene es el de gestión de instalaciones, especialmente en Madrid, donde representa el 86% de todos los dispositivos conectados de uso industrial. Le sigue el sector Utilities, con un 5% y la agricultura, con un 1%. En Cataluña Facility Management representa alrededor del 50% de todos los dispositivos IoT, seguido por la agricultura (16%) y Utilities (14%), y en Andalucía las posiciones son las mismas, con porcentajes del 40%, 22% y 18%, respectivamente.

Pero la implementación de tecnologías IoT no se ciñe a estos tres sectores, a los que sigue el retail, con un 5,54% del total en España, y la automoción, con un 2,84%. Pero estos porcentajes deben matizarse y, como explica Manuel Álvarez, managing director de UnaBiz en España, “los datos reflejan el avance respecto al año pasado, aunque siguen existiendo distintas velocidades de implantación y uso del IoT en nuestro país”. En cualquier caso, todos los indicadores revelan que las empresas españolas están volcándose en la adopción de tecnologías emergentes, entre ellas los dispositivos conectados.

Álvarez comenta que “tomando de referencia los datos del pasado año, debemos destacar el trabajo de comunidades como Andalucía para fomentar y liderar la economía digital. Avanzar hacia la digitalización de los territorios y conseguir mejorar la conectividad debe formar parte de los objetivos de organismos públicos, pero también de empresas. Esperamos que este análisis ofrezca una hoja de ruta para mejorar”.