Las redes celulares móviles abren nuevas vías para la conectividad IoT

  • Infraestructura

IoT empresa

El ecosistema de dispositivos Internet of Things es cada vez más diverso y la industria está explorando las diferentes formas de conectividad para cada caso de uso, entre ellas las redes móviles. Este año se prevé un aumento de la demanda de servicios celulares para IoT que en los próximos cuatro años podría conducir a un aumento del 95% en los ingresos por conexiones 5G y LPWA.

Recomendados: 

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer

Las nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer 

La evolución del lugar de trabajo Leer 

Las tecnologías basadas en IoT están encontrando múltiples usos tanto en el gran consumo como entre las empresas, y los expertos prevén que a lo largo de esta década se convertirán en una parte importante del ecosistema digital en muchas industrias, en los hogares y en las ciudades inteligentes. Cada caso de uso tiene unos requisitos de conectividad diferentes, por lo que los fabricantes están adoptando diferentes soluciones en base a las necesidades concretas de cada dispositivo, y entre ellas se están abriendo camino las redes celulares, sobre todo ante el progreso de 5G.

Según una investigación realizada por Juniper Research, este año el mercado de IoT celular podría alcanzar un valor de 31.000 millones de dólares, y esperan que esta cifra alcance los 31.000 millones para 2026. En estos cuatro años pronostican que las tecnologías 5G y LPWA aumentarán su presencia en un 95%, Y prevén que las soluciones PLWA, como NB-IoT y LTE-M serán las más populares en el mercado de conectividad celular para IoT en este período.

En su opinión, el bajo costo de la conectividad y el hardware estimularán la adopción de casos de uso como la monitorización remota en verticales clave, como la agricultura, las ciudades inteligentes y la fabricación. Y esperan que el volumen de conexiones LPWA crecerá un 1.200% en los próximos cuatro años. Ante este panorama, recomiendan a los operadores que inicien la migración de las conexiones IoT en redes heredadas a redes que admitan LPWA. Esto les permitirá sacar partido de la demanda creciente de soluciones empresariales de monitorización de bajo costo preparadas para esta tecnología, y el progresivo abandono de las redes heredadas.

Charles Bowman, coautor de esta investigación, afirma que “los operadores deben educar a los usuarios sobre la idoneidad de LPWA como tecnología de reemplazo para las redes heredadas. Sin embargo, muchas redes IoT no pueden depender únicamente de las tecnologías LPWA. Las tecnologías más integrales, como 5G, deben respaldar las arquitecturas de red de IoT y trabajar en conjunto con las tecnologías LPWA para maximizar el valor de los servicios de IoT”.

Las ventajas de la conectividad 5G en el ámbito de IoT serán un incentivo para las empresas, y en Juniper Research pronostican que los ingresos de este segmento aumentarán desde los 800 millones de dólares de 2021 a unos 9.000 millones en 2026, lo que supone un crecimiento del 1.000% en solo cinco años. Esto se logrará a medida que progrese el despliegue mundial de la nueva generación de redes móviles y que las empresas adopten IoT como parte de sus nuevas arquitecturas de TI distribuida. Por ello, recomiendan a los operadores de comunicaciones que desarrollen servicios de valor añadido para los clientes de soluciones IoT, como segmentación de redes y computación perimetral.