El gasto tecnológico de las empresas en EMEA seguirá creciendo en 2023

  • Transformación Digital

Crecimiento

Las turbulencias macroeconómicas están llevando a las empresas a contener sus gastos, pero el año que viene se espera que la inversión en TI en la región de EMEA volverá a crecer. Los expertos de Gartner prevén que el gasto aumentará en un 3,7%, y destacan el desempeño de los mercados más maduros de Europa Occidental, como Reino Unido, Alemania y Francia.

A pesar de que el deterioro de la economía está llevando a las organizaciones a contener sus gastos, la digitalización empresarial seguirá avanzando en el futuro de forma inexorable, y el año que viene volverá a aumentar el gasto en TI en la región de EMEA. Los investigadores de Gartner afirman que el gasto en TI en EMEA aumentará un 3,7% interanual en 2023, alcanzando 1,3 trillones de dólares. En su último informe destacan que el crecimiento será mayor en las principales economías de Europa Occidental, sobre todo en Alemania, Francia y Reino Unido, siendo este último en el que más aumentará (5,2%).

John Lovelock, vicepresidente analista distinguido de Gartner, dice que “en tiempos turbulentos, los CIO dudan en firmar nuevos contratos, comprometerse con iniciativas a largo plazo o contratar nuevos socios tecnológicos. Los presupuestos de TI de las empresas no son fundamentales para esta vacilación, y las empresas en EMEA aumentarán sus presupuestos de TI en 2023”.

Pero los CIO de las empresas de EMEA necesitarán equilibrar mejor el gasto en TI el próximo año, apoyándose en los beneficios que aportará la tecnología a otros departamentos. Por ejemplo, mejorando la eficiencia operativa y e incentivando ahorro de costes, el aumento de ingresos y mejorando la seguridad y las interacciones con los clientes a través de la tecnología.

En el ámbito del software empresarial se pasará de una reducción del gasto en 2022 a un aumento del 8,6% en el gasto el año que viene. Los expertos dicen que el gasto en software en la nube se centrará en la transformación y la eficiencia. En este sentido, los CIO de EMEA lanzarán nuevas iniciativas cloud-first, como capacidades comerciales empaquetadas (PBC) y redes de datos, a la vez que mantendrán sus infraestructuras locales.

Gartner pronostica que el gasto empresarial en servicios de la nube pública crecerá un 18,2% interanual en EMEA, pasando de los 111.000 millones de dólares de 2022 a unos 131.000 millones en 2023. Y el gasto en software de la nube representará el 34% de todo el gasto en software empresarial de la región el año que viene.

Por otro lado, el gasto de los consumidores en tecnología sí se verá afectado por la inminente recesión, afectando no solo a los que tienen un menor poder adquisitivo, sino también a los consumidores con mayores ingresos, que reducirán el gasto en nuevos dispositivos. Según Lovelock, “en 2023, el gasto de los consumidores en dispositivos personales está en camino de disminuir un 2,6 %. En 2022, se prevé que disminuya un 13 %, la mayor caída de dos dígitos desde 2009, cuando bajó un 11,3 %”.

En referencia a las principales economías de Europa occidental, Lovelock dice que “con las tasas de inflación agravadas por el valor de la libra esterlina y el euro debilitándose frente al dólar estadounidense, los CIO de Europa occidental deben tener cuidado con los aumentos de precios de los proveedores de TI”. Por ello, recomienda a los CIO que desglosen las causas fundamentales del aumento de precios y busquen estrategias beneficiosas para todos, mejorando las asociaciones estratégicas que puedan aportar valor más allá de los beneficios económicos.