El gasto mundial en TI ralentizará su crecimiento a partir de este año

  • Transformación Digital

generica tecnologia negocio

Las organizaciones y los consumidores continúan invirtiendo en tecnologías de la información, aunque la situación macroeconómica y geopolítica se ha ido complicando a lo largo de este año. Las últimas previsiones de Gartner indican que en 2022 el gasto global en TI aumentará un 3% interanual, aunque a causa de la inflación se esperan caídas importantes en categorías como los portátiles, las tabletas o las impresoras, principalmente en el segmento de electrónica de consumo.

Recomendados: 

Oportunidades de transformación tecnológica para las PYMES Video

Viaje al Cloud en la estrategia de modernización  empresarial Documento

El teletrabajo en España antes, durante y después de la pandemia Informe

El crecimiento acelerado del gasto en tecnologías de la información que se ha producido en el último año va a moderarse considerablemente en 2022, a consecuencia del deterioro de la economía mundial. Según las últimas previsiones de Gartner, este año el gasto global en TI podría crecer un 3% interanual, alcanzando unos 4,5 trillones de dólares. Este ritmo más lento responde sobre todo a la fuerte caída del mercado de electrónica de consumo en categorías como los ordenadores portátiles, las tabletas o las impresoras. Pero otras categorías como la de smartphones también muestran bastante debilidad este año.

Estas caídas se verán compensadas en gran parte por el gasto empresarial en TI, que podría avivarse en los próximos dos trimestres con la llegada de nuevas plataformas de computación. John-David Lovelock, distinguido vicepresidente de investigación de Gartner, explica que el factor que más influirá en la ralentización del crecimiento es la inflación. Comenta que los bancos centrales de todo el mundo están tratando de contener su crecimiento, pero probablemente no lograrán reducciones sustanciales hasta finales de 2023.

A pesar de ello, en Garner prevén que la volatilidad de la inflación y los tipos de cambio no va a disuadir a los CIO de la necesidad de seguir invirtiendo en tecnología para progresar en la digitalización. Lovelock asegura que “las organizaciones que no inviertan a corto plazo probablemente se quedarán atrás a medio plazo, y corren el riesgo de no estar presentes a largo plazo”.

Una cuestión clave en el mercado actual es que las empresas han cambiado drásticamente su estrategia de inversión en tecnología, pasando de un modelo basado en la propiedad a otro más centrado en el servicio. Esto está impulsando el mercado de todo tipo de tecnologías basadas en la nube, que podrían ver un aumento general de ingresos del 22,1% en 2022, tras el aumento del 18,4% en 2021.

Esta mayor demanda de servicios en la nube está llevando a un rediseño de la industria de servicios de TI, y también está impulsando el gasto en servidores, que este año podría aumentar un 16,6%, gracias sobre todo al gasto de los hiperescaladores. Por su parte, el gasto en sistemas de centros de datos crecerá un 11,1% este año, mientras que la consultoría e implementación de la nube y los servicios administrados en la nube verán un aumento general del 17,25 en los ingresos. Esto contribuirá decisivamente a que el segmento general de servicios de TI crezca un 6,2% en 2022.

Otro dato interesante que arroja el informe de Gartner es que la actual escasez de habilidades de TI que está lastrando a tantas industrias comenzará a disminuir a finales de 2023, un momento en el que también se ralentizará el impulso de digitalización empresarial. Esto dará tiempo a las organizaciones para lanzar programas de formación mejor enfocados y equilibrar mejor la mayor demanda de TI y la capacidad tecnológica de sus trabajadores.

En la última encuesta sobre el mercado laboral de Gartner, correspondiente al primer trimestre de 2022, los investigadores han constatado que el principal impulsor de la captación y retención de talento ha sido la mejora salarial. Y esto ha obligado a los proveedores de tecnología a aumentar los precios para poder pagar estos salarios sin sacrificar sus beneficios.

Una consecuencia de esto es el aumento del gasto en software y servicios que se está produciendo este año y que podría continuar en 2023. Según Gartner, el gasto en software y servicios aumentará un 9,6% en 2022, hasta 806.800 millones de dólares, y el gasto mundial en servicios de TI podría alcanzar 1,3 trillones de dólares. Lovelock dice que los CIO están recurriendo a más servicios de TI para suplir la escasez de personal cualificado.

Explica que las tareas que requieren menor nivel de habilidades tienden a subcontratarse a empresas de servicios administrados, lo que permite liberar de trabajo al personal interno. Mientras tanto, dice que “el trabajo estratégico crítico, que requiere habilidades de alto nivel que muchas empresas no pueden obtener, será realizado cada vez más por consultores externos”.