Se acelera el cambio hacia la TI en la nube

  • Cloud

Cloud hombre manos nube

Las empresas están invirtiendo cada vez más en tecnologías de la nube como respuesta a los retos comerciales y operativos que han surgido a raíz de la pandemia. Según Gartner, para el año 2025 más de la mitad del gasto de las organizaciones en software de aplicaciones e infraestructura, servicios de procesos comerciales e infraestructura de sistemas se habrá trasladado a la nube.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

En los dos últimos años las empresas han acelerado su migración a la nube para adaptarse a los cambios que ha generado la crisis sanitaria global, tomando un camino que para los expertos de Gartner no tiene vuelta atrás. Pronostican que este año el 41% del gasto en software de aplicaciones, software de infraestructura, servicios de procesos comerciales e infraestructura de sistemas se habrá trasladado de las soluciones tradicionales a la nube pública. Y prevén que para el año 2025 el porcentaje de gasto en estas áreas críticas que se destinará a la nube subirá hasta el 51%, superando al de la TI tradicional, fuera de la nube.

Y destacan que el 65,9% del gasto en software de aplicaciones se destinará a soluciones en la nube pública, un porcentaje que este año ya alcanzará el 57,7%, superando al resto de estas categorías. Según Michael Warrilow, vicepresidente de investigación de Gartner, “el cambio a la nube solo se ha acelerado en los últimos dos años debido a COVID-19, ya que las organizaciones respondieron a una nueva dinámica empresarial y social. Los proveedores de tecnología y servicios que no logran adaptarse al ritmo del cambio a la nube enfrentan un riesgo cada vez mayor de volverse obsoletos o, en el mejor de los casos, ser relegados a mercados de bajo crecimiento”.

Su investigación revela que en 2022 las ofertas tradicionales representarán el 58,7% de los ingresos direccionables, pero el crecimiento de estos mercados será muy inferior al de las alternativas en la nube. Opina que los factores que impulsarán el cambio continuo a la nube este año serán la demanda de capacidades de integración, de procesos de trabajo más ágiles y de arquitectura componible, como parte de las estrategias de modernización y digitalización. Por ello, Warrilow recomienda a los gerentes de productos tecnológicos que aprovechen esta transición a la nube como una oportunidad de mercado.

En Gartner creen que este año el cambio a la nube generará oportunidades por valor de más de 1,3 billones de dólares en gastos de TI empresarial, una cantidad que podría aumentar hasta 1,8 billones para el año 2025. En este tiempo la nube seguirá captando clientes gracias a la introducción de nuevas tecnologías, entre ellas la nube distribuida, y se espera que la línea que separa la TI tradicional de la TI en la nube siga desdibujándose.

Para aprovechar este proceso de transición tecnológica, los expertos de Gartner recomiendan a los proveedores de tecnología y servicios que se dirijan a los segmentos donde el cambio se está produciendo de forma más rápida, y que busquen nuevas oportunidades en los segmentos de más crecimiento. Por ejemplo, los relacionados con la infraestructura, que tienen una menor penetración, pero unas perspectivas de crecimiento superiores a las aplicaciones empresariales, mucho más establecidas en la nube. Y también aconsejan a los proveedores que se dirijan a personas específicas, perfiles de adopción y casos de uso con iniciativas de comercialización.