Las empresas maduran sus estrategias de inversión en tecnología

  • Transformación Digital

digitalizacion-archivos-indra-race

Después de dos años de pandemia las empresas están decididas a consolidar sus estrategias de digitalización, y este año adoptarán una estrategia más madura para su gasto en TI. La nube protagonizará gran parte de la inversión de 2022, y se espera que este año el mercado cloud siga ampliando la brecha con respecto a la infraestructura fuera de la nube.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

La recuperación económica progresa a pesar de la incidencia de la nueva variante de coronavirus y las empresas aumentarán de nuevo el gasto en TI, aunque con un enfoque más evolucionado. Según las últimas estimaciones de Gartner, en 2022 el gasto en tecnología empresarial podría aumentar un 5,1%, alcanzando unos 4.500 millones de dólares.

Según John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner, “2022 es el año en que regresa el futuro para el CIO. Ahora están en condiciones de ir más allá de los proyectos críticos a corto plazo de los últimos dos años y centrarse en el largo plazo. Simultáneamente, las brechas de habilidades del personal, la inflación salarial y la guerra por el talento empujarán a los CIO a confiar más en las consultorías y las empresas de servicios administrados para llevar a cabo sus estrategias digitales”.

Las previsiones de Gartner son que el segmento de servicios de TI, compuesto por consultoría y servicios administrados, mostrará el segundo mayor crecimiento del gasto este año. Aumentará un 7,9% con respecto a 2021, alcanzando unos 1.300 millones de dólares. Y, concretamente, el gasto en consultoría empresarial y tecnológica crecerá en torno a un 10%. Para los expertos, la dependencia empresarial de consultores externos seguirá aumentando, debido a que los clientes necesitan cerrar la brecha entre las necesidades comerciales y sus recursos y capacidades internas lo antes posible.

Pero la categoría de gasto que más crecerá este año será la de tecnologías de la nube, que, según Lovelock, “sirve como un elemento clave para lograr las ambiciones digitales y respaldar el trabajo híbrido. Gartner espera que la gran mayoría de las grandes organizaciones utilicen consultores externos para desarrollar su estrategia de nube en los próximos años”.

De las diferentes subcategorías de infraestructura en la nube, la principal será la de software de aplicaciones empresariales, que el año pasado logró superar a sus homólogos fuera de la nube. Gartner dice que este año el segmento de software empresarial verá un aumento del 11% en el gasto, y la nube será responsable de la mayor parte de este crecimiento, ya que las organizaciones se esforzarán por actualizar su pila de Software como Servicio (SaaS) para mantener la flexibilidad y agilidad.