Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La expansión de blockchain se guiará por tres tendencias principales

  • Blockchain

Blockchain para el sector asegurador

El concepto de cadena de bloques resulta atractivo para varios sectores, desde las administraciones públicas a las empresas dedicadas a las finanzas, aunque por ahora los expertos coinciden en que la tecnología no ha alcanzado la madurez necesaria. Pero identifican tres corrientes principales que guiarán el desarrollo de blockchain a medida que vaya ganando terreno en las organizaciones.

Desde sus primeras aplicaciones destacadas en el ámbito de la minería de criptomonedas, la popularización del concepto de cadena de bloques ha ido en aumento, atrayendo la atención de sectores que buscan agilidad y seguridad en las comunicaciones. Hasta ahora se han identificado numerosos casos de uso para esta tecnología en diferentes ámbitos, pero de momento no se ha avanzado mucho en las estrategias que permitirán implementar este concepto en las organizaciones.

Las necesidades de los diferentes ámbitos de posible aplicación son distintas ya que, por ejemplo, la operativa de entidades como las administraciones públicas no es la misma que la de la industria financiera, alimentaria o sanitaria, que son varios de los sectores interesados en Blockchain. Esto está dando lugar a que las estrategias basadas en las cadenas de bloques se estén desarrollando de forma desigual, y a que se sigan diferentes tendencias en este campo.

De todas ellas, expertos como los investigadores de CB Insights distinguen tres corrientes principales en las que se pueden agrupar las demás, que son las relacionadas con las criptomonedas, las vinculadas a aplicaciones descentralizadas y las de contabilidad distribuida y otros usos empresariales como DLT (Tecnología de Contabilidad Distribuida). Además, establecen un esquema que clasifica las tendencias como transitorias, necesarias, experimentales y amenazantes.

Como tendencias experimentales, que por ahora tienen una baja adopción en la industria y un escaso mercado, se encuentran principalmente las tendencias de Blockchain relacionadas con las aplicaciones descentralizadas. Por ejemplo, sistemas de gestión de identidades, marketplaces de datos, tokens de seguridad, intercambios descentralizados y las Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO). También incluyen en esta categoría las tendencias que persiguen acabar con la volatilidad de las criptomonedas, vinculándolas a monedas como el dólar. Y también la creación de consorcios para desarrollar los casos de uso de DLT.

Las tendencias catalogadas como transitorias, que tienen una mayor adopción en la industria pero poca fortaleza, son las ICO (ofertas iniciales en criptomonedas) y las plataformas denominadas Smart Contract, y ambas pertenecen al grupo de aplicaciones descentralizadas. Los expertos indican que la primera corriente ha alcanzado una mayor adopción, pero con menos solidez que los “contratos inteligentes”, que pronto podrían cambiar de categoría.

En esta, la de las tendencias consideradas como necesarias, se enmarcan las que tienen mayores niveles de adopción y una mayor fuerza dentro de la industria. Aquí se encuentran tres corrientes vinculadas estrechamente a las criptomonedas, que son la minería de bitcoin, el intercambio de dinero fiat (dinero por decreto) a criptomonedas y los servicios de custodia.

La última categoría, la de tendencias amenazantes, incluye aquellas que tienen una baja adopción pero mucha fortaleza, como el uso de DLT en la cadena de suministro, que casi podría pasar a la siguiente categoría. Además, engloba otras aplicaciones de DLT, por ejemplo vinculadas a IoT y sistemas de liquidación.

Por ahora, estas son las corrientes más importantes que está siguiendo el desarrollo de blockchain, y de cómo vayan progresando se irán generando sinergias con casos de uso asociados a otros sectores. En este camino probablemente algunas acabarán desapareciendo, pero los expertos opinan que otras surgirán, hasta que las cadenas de bloques demuestren si tienen utilidad en cada uno de los ámbitos de aplicación que pronostican sus impulsores.