Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Blockchain llega a las infraestructuras portuarias de Latinoamérica

  • Blockchain

barco puerto

Diferentes puertos de países de América Latina han decidido integrar una plataforma de blockchain creada conjuntamente por dos grandes empresas de la industria tecnológica y de la logística. Con ello quieren dar un paso adelante en la digitalización del sector, introduciendo una tecnología que permite colaborar con el resto de socios de la cadena de suministro para mejorar en agilidad y seguridad.

La gestión de documentación y la localización de mercancías es uno de los frentes de batalla en lo que se refiere a la digitalización del sector logístico. Y cuanto más extensa es la cadena de suministro, más complicado es realizar un seguimiento de los contenedores y transportes, así como gestionar permisos y proporcionar la información de estado a clientes y socios a lo largo de todo el viaje que realizan las mercancías hasta su punto final de destino.

La digitalización promete simplificar estos procesos de forma drástica, pero implementar sistemas eficaces que a su vez sean accesibles de forma segura por todos los integrantes de la cadena de suministro es complicado. Para ayudar en este sentido la empresa tecnológica IBM y la firma de logística internacional Maersk, responsable del envío de millones de contenedores al año por todo el mundo han desarrollado la plataforma digital TradeLens, que está basada en blockchain y que ya opera en diferentes rutas de suministro por todo el mundo.

Tras un tiempo en funcionamiento, sus creadores han hecho público que numerosos puertos de diferentes países latinoamericanos ya trabajan con su plataforma, y se están beneficiando de las grandes mejoras que proporciona con respecto a los sistemas tradicionales. Según la información que ha hecho pública, actualmente hay más de 50 puertos y terminales trabajando con TradeLens en ciudades como Río de Janeiro, Vitória, Manaos o Fortaleza, entre otras, operando en cinco de las seis líneas de envíos de contenedores más grandes del mundo.

Según comentó Natalia de Greiff, vicepresidenta de Cloud and Cognitive Software de IBM para América Latina, “En las últimas décadas, la región ha experimentado un gran avance en la operación de sus puertos, aumentando la eficiencia operativa en más del 20%. Sin embargo, todavía estamos lejos de los países más avanzados. Estamos trayendo TradeLens a nuestra región para continuar este camino de crecimiento, utilizando IBM Blockchain en IBM Cloud para posicionar a América Latina en las principales ligas comerciales del mundo”.

Y destacó la capacidad de su plataforma para conectar de forma ágil, sencilla y segura a los diferentes socios dentro de la cadena de suministro, para acelerar el flujo de documentación y de información sobre los envíos y las mercancías. Por su parte, Lars O. Nielsen, presidente de Maersk para América Latina y el Caribe, quiso destacar los futuros desarrollos de su plataforma, diciendo que “La participación en todo el ecosistema de la cadena de suministro está demostrando el verdadero valor de la plataforma digital TradeLens. Tenemos una base sólida para que ingresen al ecosistema, por ejemplo, proveedores de transporte terrestre, agentes de carga, aduanas y otras entidades gubernamentales, y explorar los beneficios de digitalizar los flujos comerciales latinoamericanos”.

Esta plataforma representa un claro ejemplo de cómo las cadenas de bloques pueden aplicarse a ciertos sectores en los que los flujos de información necesitan ser compartidos por numerosos actores, quienes necesitan acceder a documentación o información digital de forma segura, ágil y sin intermediarios que compliquen el proceso o lo encarezcan. Y los expertos ya ven bastante claro que en los próximos años las cadenas de bloques continuarán expandiendo su presencia en diferentes plataformas digitales, tanto en la logística como en otras industrias y en determinadas áreas de las administraciones públicas.