Mejorando el control del gasto en la nube con la metodología FinOps

  • Cloud

cloud - hitos

Administrar el uso de recursos y servicios en la nube plantea numerosas dificultades a las empresas que utilizan modelos de consumo bajo demanda, ya que las formas tradicionales de medirlo son complejas y poco predictivas. Para garantizar un óptimo aprovechamiento de los entornos de la nube ha surgido la metodología FinOps, un enfoque recomendado para las empresas que están avanzando en su camino hacia la nube.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

La transformación digital conduce a las empresas hacia la nube, y muchos departamentos utilizan recursos de estos entornos de forma independiente, lo que dificulta el control del gasto, especialmente cuando se contratan modelos de consumo bajo demanda, sometidos a constantes fluctuaciones. Esta complejidad se puede gestionar a través de un enfoque FinOps, que abarca los aspectos de gobernanza, procesos de optimización y herramientas, con el fin de garantizar una mayor optimización del consumo en los entornos de la nube y ofrecer a los clientes de TI un mayor valor añadido.

Como explican los expertos de Capgemini en un artículo reciente, FinOps proporciona una visión detallada del consumo de la nube, permite iniciar enfoques de redistribución de costos y propone estrategias de optimización con el objetivo de maximizar las ventajas que puede ofrecer la nube. Esto se lleva a cabo en tres campos de actividad distintos, que son información, optimización y operación.

Información

Lo primero que aporta esta metodología es una mayor comprensión de los tipos de consumo, consumidores y tendencias de consumo de recursos en la nube. A continuación, se identifica cada componente mediante etiquetas, que se definen con todos los usuarios de la nube para elaborar una estrategia de etiquetado que se pueda aplicar a toda la empresa, a la estrategia de la nube y a los mecanismos de automatización necesarios para operar en los entornos de la nube.

Esto permite decirles a todos los usuarios cómo consumen y mejorar la asignación de costos en las diferentes áreas y departamentos de la organización. Para ello, el equipo de FinOps debe tener acceso a las herramientas necesarias para generar cuadros de mando y compartirlos con todos los usuarios de la empresa.

Optimización

El siguiente paso es trabajar en la identificación de las líneas de optimización del consumo y, según los expertos de Capgemini, optimizar no implica necesariamente reducir, sino mejorar la gestión del consumo y el valor que aporta la nube a la vez que se aumenta la rentabilidad para la empresa. Para lograrlo los equipos de FinOps buscan componentes no utilizados, mal dimensionados o aquellos susceptibles de ser optimizados a través de la automatización. Pero es imprescindible tener en cuenta las licencias, ya que en ocasiones se utilizan diferentes suscripciones con condiciones específicas.

Esta tarea se debe llevar a cabo poniéndose de acuerdo con todos los agentes que intervienen en el consumo de la nube, considerando las diferentes líneas de negocio, gestores de aplicaciones, desarrolladores, arquitectos, directores de operaciones y responsables de contratos y finanzas. Por último, los equipos de FinOps deben enfocarse en optimizar los distintos modelos de contratación para poder asignar un tipo de suscripción adecuado a cada componente de la nube, ya sea bajo demanda, instancias reservadas, planes de ahorro, spots, etcétera.

Operaciones

La última fase de la metodología FinOps se enfoca a la gestión de las actividades que se han descrito en las etapas anteriores. Para ello se deben describir los roles y responsabilidades de cada persona y los procesos necesarios para gestionar todas las actividades de FinOps. También se deben definir las herramientas necesarias para publicar informes sobre el consumo, los cambios en el tiempo, tanto presupuestarios como de previsiones, y también publicar indicadores más orientados al negocio para demostrar los beneficios que aporta FinOps. Y, como último paso, los expertos señalan que se debe prestar especial atención a la estructura de gobierno que combina la implementación de marcos de referencia de arquitectura y órganos de dirección encargados de asegurar el éxito del enfoque FinOps en todos los nuevos proyectos.

Para los expertos, establecer esta metodología es un proceso a largo plazo, que en sus primeras iteraciones debe abordar las mejores prácticas, expandiéndose poco a poco a toda la organización. Y cada empresa requerirá un modelo propio de FinOps, que dependerá de su contexto particular y de su visión de lo que puede aportarle la nube, permitiendo una mejora continua.

Para ello se debe involucrar a todos los responsables de la organización vinculados al uso de la nube, tanto a los CIO como a otros ejecutivos. Por ejemplo, a los equipos financieros, de compras y técnicos, que deberán trabajar conjuntamente para aplicar las practicas FinOps a cada una de sus áreas de responsabilidad. Además, es fundamental tener en cuenta que las ofertas de los proveedores de la nube cambian constantemente, y es preciso anticipar el impacto que tendrán estas modificaciones en los modelos de consumo, y desarrollar estrategias adaptadas a ellas. Por último, en Capgemini señalan que es importante no esperar a haber lanzado iniciativas en la nube para implementar la metodología FinOps, ya que es mejor integrarla desde el principio para poder expandirla con éxito a toda la organización.