Estados Unidos construirá un nuevo supercomputador climático

  • Infraestructura

Centro de datos BigTec

El Departamento de Energía y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos han renovado su asociación para construir un nuevo supercomputador Gaea. Esta máquina proporcionará nuevas capacidades que permitirán mejorar los modelos de predicción climática, proporcionando datos más precisos y confiables para una mejor toma de decisiones ante situaciones de emergencia.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

Determinar el comportamiento del clima y desarrollar patrones meteorológicos que permitan hacer predicciones fiables requiere enormes capacidades de cálculo. Y, a medida que se amplía el conocimiento sobre el clima las ecuaciones se vuelven más sofisticadas, y ponen a prueba la capacidad de los equipos informáticos empleados para realizar estos complejos cálculos.

A raíz del cambio climático los países se preocupan cada vez más por este asunto, ya que se ha demostrado que anticiparse a los posibles problemas causados por eventos climáticos extremos minimiza drásticamente los riesgos y los daños. Contar con herramientas de predicción fiable permite a las autoridades prestar mejor servicio y protección a los ciudadanos y las empresas, y garantizar el correcto funcionamiento de las infraestructuras críticas como el abastecimiento de luz, agua, etcétera.

Estas necesidades están impulsando el desarrollo de tecnologías de supercomputación para el campo de la meteorología, con claros ejemplos en regiones como ciertos países de Asia, donde el clima genera importantes problemas cada año a causa de eventos climáticos periódicos, como el monzón, y ocasionales, como los tifones. Pero también en Norteamérica o Europa, que están apostando fuerte por el desarrollo de tecnologías de supercomputación enfocadas a la meteorología.

Ahora, el Departamento de Energía (DoE) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos acaban de anunciar la renovación por otros cinco años de su acuerdo de colaboración, que hasta ahora han llevado a cabo desde el Centro Nacional de Investigación del Clima (NCRC), dependiente del Laboratorio Nacional Oak Ridge (ORNL). En este tiempo colaborarán para el diseño y la construcción de un nuevo superordenador Gaea (proveniente de la diosa griega Gaia, o Gea) en las instalaciones del ORNL, que proporcionará una capacidad 10 teraflops para el desarrollo y la investigación de modelos climáticos, sumando esfuerzos a otros proyectos recientes del país en el campo de la meteorología.

En su anuncio, Jim Rogers, representante del ORNL para el programa, y director de instalaciones e informática de NCCS, explica que su objetivo común es “desarrollar, probar y aplicar modelos de simulación climática global basados en computadoras de última generación, empleando una base científica sólida y aprovechando las tecnologías de la información y de HPC de vanguardia”. Añade que la finalidad de este proyecto “es aumentar drásticamente la resolución, la complejidad y el rendimiento de las proyecciones de la variabilidad y el cambio climáticos basadas en modelos informáticos, lo que permitirá una toma de decisiones sensata sobre cuestiones de importancia nacional, como el uso futuro de la energía y las opciones tecnológicas”.