Los robots automatizados para almacenes expandirán su mercado hasta 2023

  • Infraestructura

Media markt almacen

Gracias a los sistemas automatizados de Bienes a Personas (G2P), los almacenes y centros logísticos aceleran los procesos y logran mantener el necesario distanciamiento social para evitar contagios. Esto va a dar alas a un mercado emergente que, según los expertos, cuadruplicará su valor en los próximos tres años, en gran parte por las dificultades que ha generado la pandemia.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Los expertos de Gartner pronostican que el incipiente mercado de sistemas robóticos de “Bienes a Personas” (G2P) va a cuadruplicarse para el año 2023, ya que las empresas de logística y los comerciantes están buscando nuevos sistemas que permitan el movimiento seguro y eficiente de mercancías dentro de sus instalaciones. Gracias a diferentes tipos de robots móviles autónomos, y también guiados, se pueden clasificar y trasladar paquetes sin que los empleados tengan que entrar en contacto unos con otros, garantizando el distanciamiento social y agilizando el trabajo.

En opinión de Dwight Klappich, vicepresidente analista de la práctica de Cadena de suministro de Gartner, “las consecuencias de la pandemia de COVID-19 están aumentando la demanda de robótica en almacenes y centros de distribución. Los sistemas G2P son una forma fácil y económica de, no solo reforzar el distanciamiento social, sino también mejorar la productividad”.

Como destacan los expertos, aunque existe una amplia variedad de soluciones tecnológicas que permiten abordar esta necesidad de distanciamiento social en los almacenes, incluyendo el seguimiento de los empleados, la robótica es más fácil de implementar y menos invasiva. Según Klappich, “mantener a las personas en su lugar y usar un robot resistente a virus para mover mercancías respeta la privacidad de las personas y las mantiene seguras al mismo tiempo”.

En su informe explica que, además del valor a corto plazo que supone en materia de protección y eficiencia, los sistemas G2P también impulsan mejoras a más largo plazo, como un mayor aprovechamiento del espacio en los almacenes. Además, Gartner estima que para 2024 el 50% de las organizaciones de la cadena de suministro invertirán en aplicaciones G2P que admitan inteligencia artificial (IA) y capacidades de análisis avanzado (AA).

Para Andrew Stevens, analista director senior de la práctica de Cadena de suministro de Gartner, “la pandemia de COVID-19 ha amplificado la necesidad de que las organizaciones de la cadena de suministro busquen herramientas que les ayuden a tomar decisiones mejores y más informadas con mayor rapidez. Las organizaciones líderes utilizan IA y AA para analizar la gran cantidad de datos que generan para comprender lo que está sucediendo en su negocio ahora y, lo que es más importante, lo que es probable que suceda en el futuro”.

En este sentido, Gartner cree que las empresas de la cadena de suministro seguirán invirtiendo en aplicaciones que incorporen, aumenten o apliquen herramientas de IA y AA. Y, siguiendo esta senda, tratarán de resolver problemas que existen actualmente, como la mala calidad de los datos o la falta de conexión entre silos de datos diferentes, y tratarán de llevar a cabo la migración a aplicaciones más automatizadas, resistentes e inteligentes.

Stevens concluye su informe diciendo que “los líderes de la cadena de suministro deben adoptar una perspectiva amplia y holística cuando se trata de IA y AA. Estas tecnologías son cada vez más ubicuas y hay muchas formas en las que se pueden aplicar, como la minería de datos para la fabricación inteligente, herramientas de visibilidad y transporte autónomo, y para lograr una mayor retención de clientes”.