La tecnología LPWA sigue dominando la conectividad en las Smart Cities

  • Infraestructura

CM Aruba

En el futuro la conectividad de los dispositivos IoT en las ciudades inteligentes estará basada en 5G, una tecnología que promete un gran ancho de banda con una latencia muy baja. Pero, de momento, y durante los próximos cinco años, los ecosistemas Smart City seguirán utilizando soluciones basadas en LPWA, ya que la nueva generación de redes celulares tardará en convertirse en el estándar dominante.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

A pesar del impulso que está experimentando 5G en diferentes aplicaciones comerciales basadas en IoT, las ciudades inteligentes tardarán algún tiempo en adoptar el nuevo estándar de redes celulares. Según una investigación de ABI Research, para el año 2026 el 75% de las conexiones celulares en las Smart Cities se llevará a cabo a través de redes LPWA (Low Power Wide Area) basadas en LTE (Cat 1, Cat M, NB-IoT). Mientras tanto, solo un 1,6% viajará a través de 5G, lo que representa menos de 10 millones de conexiones en todo el mundo.

Para Dominique Bonte, vicepresidente de mercados finales y verticales de ABI Research, “además del tiempo necesario para implementar redes 5G a nivel mundial, existen dos razones principales para la baja aceptación de 5G en aplicaciones de ciudades inteligentes”. En primer lugar, destaca que “hay una alta proporción de líneas fijas, incluida la fibra, para conectar aplicaciones no móviles como edificios comerciales, señalización, ITS, quioscos, medidores inteligentes de electricidad y gas y vigilancia”.

En segundo lugar, explica que “cuando se usa celular, se favorecen las tecnologías LPWA. Esto se debe a los bajos requisitos de ancho de banda para aplicaciones de tipo telemetría, como alumbrado público inteligente, estacionamiento inteligente, medición y contenedores inteligentes, muchos de los cuales también están conectados a través de conectividad LPWA patentada no celular como LoRa”.

Por lo tanto, los expertos creen que 5G se irá implementando únicamente en aquellos dispositivos que requieren un ancho de banda considerable, como pueden ser las cámaras de videovigilancia de alta resolución. Bonte comenta que en la próxima década irán surgiendo nuevas aplicaciones y servicios vinculadas a las Smart Cities centradas en servicios de misión crítica de baja latencia. Por ejemplo, la monitorización y en control remoto de vehículos no tripulados, como drones, robots y otros vehículos sin conductor.

En su informe también menciona las aplicaciones de señalización inteligente (ITS) como los semáforos cooperativos inteligentes y la gestión del tráfico de vehículos de emergencia. También los servicios sanitarios a distancia para las ambulancias y otros servicios de emergencia, la supervisión de seguridad y vigilancia basada en IA, o las aplicaciones de baja latencia ubicadas en la nube perimetral, especialmente las soluciones de seguridad activa y respuesta a la demanda.