El mercado de periféricos de impresión perdió mucho valor en 2020

  • Infraestructura

Impresoras venta

Durante el cuarto trimestre de 2020 los envíos mundiales de periféricos de impresión aumentaron un 5,6% interanual, aunque el valor del mercado descendió un 5,1% con respecto al año pasado. Según IDC, el comportamiento positivo del segundo semestre ha permitido cerrar el año con un crecimiento en los envíos, pero no ha podido compensar el descenso de ventas en los primeros meses, especialmente en las categorías superiores, y el valor del mercado ha caído con fuerza.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

Como ya se venía observando desde hace un año, el mercado mundial de periféricos de impresión iba a tener un mal año en 2020. Las complicaciones en la cadena de suministro podrían haber sido un problema serio para la industria, pero lo peor ha sido que el confinamiento ha obligado a las empresas a implementar el teletrabajo. Como consecuencia, el gasto en equipos de impresión y el uso de estas máquinas en las oficinas ha caído de forma dramática desde principios del año pasado, impactando de lleno en las categorías más lucrativas de la industria.

A lo largo de 2020 se han producido varias etapas de crecimiento de ventas de categorías inferiores, lo que ha impulsado los envíos, pero de productos de memos rentabilidad, lo que ha mantenido los ingresos en negativo. Según las últimas cifras de IDC, en el cuarto trimestre del año pasado los envíos de periféricos de impresión aumentaron de nuevo un 5,6% interanual, hasta unos 27 millones de unidades, pero el valor del mercado descendió un 5,1%, quedando en unos 11.100 millones de dólares.

Sus analistas explican que el crecimiento de envíos que se ha producido desde mediados del año pasado ha permitido cerrar 2020 con un incremento general del 0,4% interanual, pero los ingresos han caído un 12,3% interanual en todo 2020. Esto pone de relieve los problemas que enfrenta la industria, ya que los equipos de oficina de gama alta están perdiendo mercado rápidamente, y no está claro si lograrán recuperar el volumen anterior a la pandemia, ni cuándo podría lograrse esta remontada.

En su estudio, IDC destaca que el mercado de China ha sido el más grande el año pasado, con un 18,4% del total. Y en esta región los productos que mejor han funcionado han sido los sistemas láser monocromo y de inyección de tinta de gama baja para el mercado de consumo, dos categorías que han mostrado precios muy competitivos. Según estas cifras, los mercados de inyección de tinta y láser registraron un crecimiento en los envíos del 7,9% y del 3,7%, respectivamente, destacando el buen comportamiento de los sistemas láser monocromo A4 de gama baja, que aprovecharon la demanda de equipos de impresión para la oficina doméstica.

En cuanto al ranking de proveedores, HP superó a la competencia en el volumen de envíos, creciendo un 13,7% interanual en el cuarto trimestre hasta alcanzar unos 11,2 millones de unidades. Le siguió Canon, con un crecimiento interanual del 2,4% y unos envíos de casi 5,6 millones de unidades, y Epson, con una contracción de los envíos del 0,3%, cerrando el trimestre con casi 4,8 millones de unidades enviadas.