Panorama incierto en el mercado de dispositivos de red

  • Infraestructura

Switches redes ethernet

Durante el año pasado el mercado de routers y conmutadores Ethernet perdió fuerza, disminuyendo los ingresos a causa del descenso del gasto empresarial en tecnología. Aunque los resultados fueron diferentes en cada categoría, en general se produjo un descenso general de ingresos, y los expertos todavía no tienen claro si este año se recuperará la tendencia de crecimiento anterior a 2020.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

El año pasado el mercado de routers y conmutadores Ethernet para empresas se contrajo, en contraste con la tendencia de crecimiento anterior a la pandemia, debido a que las empresas contuvieron el gasto en tecnología para superar la crisis. Las últimas cifras publicadas por IDC indican que los ingresos del segmento de conmutadores Ethernet descendieron un 3,5% hasta unos 27.800 millones de dólares, tras una bajada del 1,4% en el cuarto trimestre de 2020 (7.500 millones). Y los de routers para empresas y proveedores de servicios (SP) cayeron un 4% (14.900 millones), una cifra que podría haber sido peor, de no ser porque en el cuarto trimestre se incrementaron un 0,6%, hasta 4.300 millones de dólares.

En el segmento de conmutadores Ethernet, los mercados geográficos de mayores pérdidas fueron el de Asia Pacífico, excepto Japón y China, donde las ventas cayeron un 7,4% en el cuarto trimestre, y un 5,3% en todo el año, e India, con caídas del 14% en el último trimestre. Mientras tanto, el China el mercado creció un sólido 19,1% en los últimos meses, y en Japón un 23,1%, que le permitió cerrar 2020 con un crecimiento del 11,1%.

En Europa Central y del Este los ingresos cayeron con fuerza en el último trimestre (-11,9%), opacando el buen comportamiento en otros momentos del año, por lo que se cerró 2020 con un descenso del 1,9%. Especialmente por la gran caída experimentada en Rumanía (29,6%). En cuanto a Europa occidental, los ingresos bajaron un 6% en el último trimestre, mitigando un poco una caída anual que finalmente fue del 8,9%, sobre todo a causa del último descenso del 11,1% en Reino Unido.

En Medio Oriente y África se dio un descenso del 9,4% en los ingresos durante los últimos tres meses del2020, terminando el año con una caída general del 2,9% con respecto a 2019. IDC destaca sobre todo la fuerce caída del 17,4% en Emiratos Árabes Unidos. Estados Unidos vio una contracción del 3,6% en los ingresos en el cuarto trimestre, terminando el año con un descenso general del 6,6% en los ingresos de conmutadores Ethernet. Por su parte, Canadá perdió un 11,9% de ingresos e el último cuarto y un 9,6% en todo el año, pero fue Latinoamérica donde las pérdidas porcentuales fueron mayores, ya que el último trimestre trajo una contracción del 28,5% en el mercado, cerrando 2020 con un descenso del 20,4%.

Lo positivo que ven los analistas de IDC en el mercado de conmutadores Ethernet es que los nuevos estándares están progresando en el ámbito empresarial, algo que la necesidad de una conectividad más veloz seguirá incentivando este año. Así, destacan que el envío de puertos 100 GbE ha aumentado un 28,4% interanual en el cuarto trimestre (7,4 millones de unidades), lo que ha significado un crecimiento del 27,2% en los ingresos (1.780 millones de dólares). Como resultado, el envío de puertos de este estándar creció un 40% con respecto a 2019. En una escala menor, los envíos de puertos de 25/50 GbE crecieron un 28,1%, incrementando un 33,3% los ingresos con respecto a 2019 (655 millones de dólares).

Mientras tanto, los conmutadores Ethernet empresariales con puertos de menor velocidad, concretamente 10 Gbe, 1 Gbe, han visto un constante descenso de los precios promedio. Por ello, a pesar de un aumento considerable de los envíos, las ventas no han reportado muchos beneficios, en categorías que suponen actualmente el 26,2% y el 35,4% del mercado, respectivamente. Finalmente, los expertos destacan que el año pasado los conmutadores Ethernet para centros de datos representaron solo un 14,1% de los envíos, aunque esto proporcionó un 43,6% de los ingresos totales, mientras que los conmutadores que no son para centros de datos acapararon el 85,9% de los envíos, pero solo un 56,4% de los ingresos.

En palabras de Brad Casemore, vicepresidentede investigación de centros de datos y redes multicloud, en IDC, “la industria de conmutadores Ethernet sigue siendo una historia de dos mercados, con puertos de conmutadores Ethernet de mayor velocidad que proliferan en el centro de datos y se benefician de la demanda de hiperescaladores, nubes de nivel 2 y algunas grandes empresas de creación de nubes. Mientras tanto, el mercado ajeno a los centros de datos, en el cuarto trimestre de 2020 continuó enfrentándose a los impactos de la pandemia, que provocó que algunas organizaciones pospusieran o reevaluaran las inversiones en redes de campus a medida que se adaptaban a una fuerza laboral híbrida”.

En el caso del segmento de routers para empresas y proveedores de servicios, el mercado logró mantenerse gracias a que el segmento de proveedores de servicios aumentó un 2% en el cuarto trimestre, compensando la caída del 3,1% en los envíos de equipos para empresas. Como resultado, el mercado combinado bajó un 4% en todo el año, con descensos del 2,9% y del 7,5% en los segmentos de SP y empresas, respectivamente. IDC destaca que en Europa Central y del Este el mercado aumentó un 10% en el último cuarto, mientras que en Europa Occidental creció un 1,4% y en Oriente Medio y África un 14,4%. En Asia Pacífico, excepto Japón y China, el mercado de routers descendió un 1,2%, en América Latina un 6% y en Estados Unidos un 6,8%. Mientras tanto, en China las ventas aumentaron un 2,8% en el último trimestre, y en Japón un 4%.

Como explica Petr Jirovsky, director de investigación de rastreadores de redes en IDC, “desde una perspectiva geográfica, hubo un crecimiento desigual en todo el mundo en los mercados de enrutadores y conmutadores Ethernet, lo que indica el impacto desigual que la pandemia de COVID-19 sigue teniendo en las economías de todo el mundo. A medida que las empresas y los proveedores de servicios miran hacia el 2021, IDC espera que la necesidad de equipos de redes de alta velocidad continúe impulsando estos mercados”.