Auge sin precedentes de las redes inalámbricas

  • Infraestructura

Comunicaciones inalámbricas

En los últimos tres trimestres las organizaciones han vuelto a invertir en mejorar su infraestructura tecnológica y, tras el parón que se produjo durante la pandemia, están aprovechando para implementar redes inalámbricas de nueva generación. Como consecuencia, el mercado de dispositivos wireless LAN está creciendo con gran rapidez, especialmente por la contribución de sectores como el comercio minorista, la hostelería o las Administraciones Públicas.

Recomendados: 

La era de la conectividad Webinar

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer 

A principios de 2020 las organizaciones decidieron aplicar una política de máxima contención del gasto, destinando sus recursos a las áreas más vitales para el negocio. Esto afectó a diferentes partidas de gasto habituales, entre ellas las destinadas a infraestructuras de red local. En su momento tenía mucho sentido, ya que gran parte de los empleados estaban trabajando desde sus hogares, y era más importante invertir en dotarles de herramientas para teletrabajar.

Así, hasta el segundo trimestre de 2020 las ventas de dispositivos para las redes locales se resintieron, llegando a alcanzar mínimos históricos. Pero a partir del tercer trimestre las organizaciones retomaron el gasto en las infraestructuras de red de sus centros de trabajo, preparándose para la vuelta a la normalidad. Y, desde entonces, el mercado se reactivó, y en los últimos tres trimestres los ingresos no han parado de crecer.

Según las últimas cifras publicadas por Dell’Oro Group, el crecimiento que se ha producido en estos nueve meses ha sido meteórico, y en el primer trimestre se registró el mayor aumento de ingresos de los últimos 8 años, un 23% interanual. Estas cifras son similares a las publicadas en otras investigaciones, y los expertos atribuyen este comportamiento a la fuerte demanda proveniente del segmento gubernamental, pero también a la reactivación de inversiones de comercio minorista o la hostelería.

En palabras de Matthias Machowinski, director senior de investigación de Dell'Oro Group, “durante tres trimestres consecutivos, las ventas a las verticales de hotelería y venta minorista han aumentado constantemente, desde los mínimos del segundo trimestre de 2020. Estas dos verticales, en particular, reflejan más la financiación privada que las verticales como la educación primaria y secundaria, que recibe niveles significativos de financiación pública”.

Otro aspecto importantes que destacan en este informe es que los precios promedio de ventas han aumentado, cuando tradicionalmente disminuyen en el trimestre. El motivo parece ser que los clientes están invirtiendo en equipos de gama más alta para poder asumir el previsible aumento en el número de dispositivos conectados, y de un mayor ancho de banda. Esto deja fuera las tecnologías más antiguas, lo que implica invertir en equipos más modernos y de categoría superior. A esto se suma el aumento que se ha producido en el precio de los componentes electrónicos, y también de las tarifas de transporte.

Por otro lado, los expertos destacan que la recuperación de mercado de LAN inalámbrica ha comenzado con más fuerza en las regiones de Norteamérica y Asia Pacífico, pero en el primer trimestre esta tendencia se trasladó a EMEA y CALA, las únicas regiones que experimentaron un descenso general de ingresos el año pasado, a pesar de la reactivación del segundo semestre.

Finalmente, los expertos destacan que los ingresos de dispositivos WiFi 6 casi se triplicaron con respecto al primer trimestre de 2020, y ahora representan más de la mitad de los ingresos generados por la categoría de puntos de acceso. Esto da una muestra de cómo las organizaciones están migrando masivamente al nuevo estándar de WiFi, en busca de soluciones que permitan sostener el crecimiento de la conectividad de cara al futuro.