Nuevas tecnologías basadas en ordenadores de placa única

  • Infraestructura

placas_memorias_2

La digitalización se expande a nuevos ámbitos y las empresas demandan dispositivos con capacidad informática diseñados para usos específicos, en formatos cada vez más compactos. Esto está generando nuevas oportunidades a los fabricantes de computadores de placa única (SBC), que ofrecen soluciones a medida para las nuevas aplicaciones en el ámbito industrial, sanitario o en las ciudades inteligentes.

El concepto de computador de placa única (SBC) consiste en fabricar dispositivos informáticos que integran todos los componentes fundamentales en la placa base, lo que permite un diseño compacto y muy eficiente para soluciones específicas. Un claro ejemplo son las videoconsolas, el hardware para juegos de PC, ciertas categorías de equipos informáticos o el hardware de realidad virtual, cuyos componentes de computación, almacenamiento, comunicaciones y gráficos están totalmente integrados en la placa base.

El mercado de equipos SBC ha estado durante mucho tiempo limitado por una escasa variedad de aplicaciones, aunque ha tenido siempre varios nichos importantes en los que ha podido desarrollarse, sobre todo en el ámbito de los juegos. Pero ahora están surgiendo nuevos caminos gracias al progreso de la digitalización en nuevas industrias y a la expansión de diferentes enfoques de IoT. Un reciente estudio publicado por Global Market Insights revela que el año pasado el mercado SBC tenía un valor de más de 1.000 millones de dólares, después de un año muy complicado a causa de la pandemia, pero se espera un crecimiento de más del 14% (CAGR) entre 2021 y 2027.

La mayor parte de este aumento corresponderá al segmento de productos para juegos, ya sean videoconsolas o componentes para PC, que tendrá un valor destacado en países como Reino Unido, Francia, Estados Unidos y, próximamente, también en China. Pero están surgiendo nuevos focos de demanda de formatos SBC en el sector industrial, sanitario y gubernamental, específicamente para los proyectos de Smart City.

Por un lado, está aumentando demanda de dispositivos portátiles de salud más avanzados, impulsando el diseño y la evolución tecnológica de estos aparatos para proporcionar más capacidades. Y el formato perfecto se basa en integrar todos los componentes en una sola placa para ahorrar espacio y mejorar la eficiencia energética. Otra categoría de productos que está generando un impulso en el mercado es la de dispositivos de bajo coste para la educación a distancia entre varios países asiáticos.

Pero donde se preparan más oportunidades de evolución y crecimiento en los próximos años es en el ámbito industrial, ya que la digitalización y automatización de la industria requiere tecnologías avanzadas, eficientes y con un factor de forma muy reducido. Según este estudio, el año pasado esta categoría de productos representó el 35% de los ingresos del mercado SBC, y se espera que los ingresos crezcan otro 17% para el año 2027. En este campo destacarán los equipos de automatización industrial como las interfaces hombre-máquina (HMI), los controladores lógicos programables (PLC) y los dispositivos de puerta de enlace inalámbricos, que expandirán el uso de SBC en las operaciones de control industrial.

Otro de los focos de desarrollo y crecimiento del mercado SBC está en las ciudades inteligentes, especialmente en Asia, donde se espera una expansión más rápida de estos proyectos de digitalización urbana en los próximos años. Los expertos destacan que el mercado asiático, en conjunto, generó el 25% de todos los ingresos el año pasado, y probablemente crecerá a una CAGR del 17% hasta 2027, gracias en gran medida a las inversiones gubernamentales. Esto estará directamente relacionado con la implementación de dispositivos y plataformas IoT para ciudades inteligentes, donde los dispositivos SBC ofrecen múltiples posibilidades.

Por otro lado, el informe revela que está aumentando el uso de procesadores ARM en este tipo de soluciones. El año pasado las placas base basadas en estos chips representaron el 40% del mercado, y se espera que su participación aumente un 12% hasta 2027. Este aumento se debe a que ARM ofrece ciertas ventajas competitivas frente a soluciones como x86, por ejemplo, un tiempo de comercialización más rápido y una computación de ciclo único, entre otras. Construyendo sistemas SBC con estos chips se incrementa la agilidad y la eficiencia energética, y se reduce la complejidad de las palcas base y los módulos, algo que desde el principio convenció a la industria de smartphones.