Los Emiratos Árabes contarán con un nuevo supercomputador climático

  • Infraestructura

tierra

Ante el calentamiento global y el aumento de eventos climáticos extremos muchos países quieren contar con mejores capacidades informáticas para el estudio del clima. El ejemplo más reciente está en los Emiratos Árabes, que pronto completará la construcción de un nuevo supercomputador de 2,8 petaflops para investigar los efectos del cambio climático.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

La meteorología se ha convertido en una preocupación creciente en muchas regiones, tras los eventos extremos sufridos en los últimos años, en forma de huracanes, tormentas invernales y olas de calor que han provocado grandes incendios y sequías, causando enormes pérdidas económicas a los países afectados. Para anticiparse a estos problemas que escapan al control de los gobiernos y minimizar su impacto muchos países están reforzando sus capacidades en el campo de la investigación meteorológica, construyendo superordenadores dedicados especialmente a este trabajo.

En los últimos años se han iniciado nuevos proyectos para construir plataformas de supercomputación enfocadas al estudio del clima en diferentes países de Europa, entre ellos España, y también en Norteamérica y Asia.Ahora le ha tocado el turno a los Emiratos Árabes Unidos, cuyas autoridades acaban anunciar que pronto estará listo un nuevo supercomputador climático que tendrá una capacidad de procesamiento de 2,8 petaflops. La nueva infraestructura se ubicará en el Centro Nacional de Meteorología (NCM) y que podría entrar en funcionamiento a finales de este mismo año.

Para ello han recurrido al fabricante HPE, que ha desarrollado el sistema Cray EX Atmosphere, basado en nodos de computación CPU AMD Epyc de segunda generación. Este equipo contará con refrigeración líquida y un sistema de almacenamiento Cray ClusterStor E1000, con tecnología de gestión de datos y tejido ethernet de HPE. Según las simulaciones que han realizado, esta nueva plataforma de supercomputación reducirá el tiempo en que se ejecutan las simulaciones climáticas en un 200% en WRF (modelo de investigación y pronóstico meteorológico), y en hasta un 300% en COSMO (consorcio para modelado a pequeña escala).

Como ha comentado en este anuncio Bill Mannel, vicepresidente y directos general de informática de alto rendimiento de HPE, los supercomputadores “respaldan la mayoría de las necesidades de predicción meteorológica del mundo, ya sea para mejorar la previsibilidad de la llegada de un huracán o para anticipar la propagación y el impacto de los incendios forestales”. Y añade que “las organizaciones líderes en el mundo, como el Centro Nacional de Meteorología (NCM), aplican el poder de la supercomputación para obtener conocimientos sobre el tiempo y el clima que son fundamentales para la toma de decisiones y garantizar la seguridad local y nacional”.

Por su parte, el director general del NCM y presidente de la Asociación Regional II (Asia) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el doctor Abdulla Al Mandous, ha dicho que este nuevo supercomputador les permitirá “acelerar los conocimientos meteorológicos y climáticos y promover la I+D general de nuestra nación”. Y afirma que “al albergar esta supercomputadora de última generación, los Emiratos Árabes Unidos son ahora el primer país en operar el sistema de refrigeración líquida más potente, basado en HPE Cray EX, para los centros meteorológicos nacionales de Oriente Medio y África”.