La computación perimetral seguirá expandiéndose y diversificándose

  • Infraestructura

Western Digital servidores Ultrastar Edge

En los próximos años las tecnologías de computación perimetral van a ampliar su presencia en la TI empresarial, facilitando el despliegue de aplicaciones en puntos finales de muchas industrias. Este mercado emergente está expandiéndose a nuevos ámbitos y los proveedores están diversificando su oferta para proporcionar soluciones adaptadas a las necesidades de una amplia variedad de clientes.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

La computación en el borde se ha convertido en una tendencia emergente gracias a su capacidad para acercar las aplicaciones y el procesamiento al origen de los datos, y a los puntos finales donde se consumen servicios digitales. Constantemente surgen nuevos enfoques basados en Edge computing que responden a las necesidades de muchos sectores, desde la industria al transporte, los servicios públicos, el comercio minorista o el gobierno, entre otros muchos.

Esto está generando grandes perspectivas para el mercado de TI perimetral, y los investigadores de GlobalData prevén que los ingresos generados por los productos, servicios y soluciones de computación perimetral van a seguir creciendo a una CAGR del 15,6% entre 2019 y 2025, pasando de 8.000 millones de dólares a 17.800 millones a finales de este período.

Para entonces Norteamérica representará el 38% del mercado mundial, con unos ingresos estimados en 6.850 millones de dólares, seguida por las regiones de Asia Pacífico y Europa Occidental, que acapararán el 26,4% y el 19,3%, respectivamente, con ingresos de 5.650 y 3.390 millones. Y este crecimiento vendrá acompañado de una mayor diversificación en la oferta de los proveedores, que están diseñando nuevas soluciones pensadas para diferentes escenarios y casos de uso.

En su investigación, Chris Drake, analista principal de GlobalData, explica que “la proliferación de productos, servicios y soluciones para la computación Edge está impulsada por el interés en el potencial de la informática perimetral para permitir una plétora de nuevas aplicaciones. Estas incluyen aplicaciones que aprovechan grandes cantidades de datos y aquellas que dependen de capacidades de procesamiento de datos en tiempo real, como vehículos autónomos sin conductor y aplicaciones de realidad virtual, aumentada y mixta (VR, AR, XR)”.

Actualmente, el mercado de soluciones Edge computing incluye una amplia variedad de ofertas de hardware software e infraestructura hiperconvergente, diseñados para procesar los datos recopilados por multitud de dispositivos perimetrales. También incluye soluciones para el desarrollo, la gestión y la entrega de aplicaciones digitales de nueva generación. Y los proveedores de tecnología y servicios proporcionan numerosos servicios de migración, implementación y soporte para esta modalidad de TI, ayudando a sus clientes a adoptar estas innovaciones y sacar más partido a sus capacidades.

Mientras tanto, nuevos sectores están encontrando en la computación perimetral el soporte que necesitan para modernizar sus operaciones y los servicios que proporcionan a sus clientes. Como explica Drake, “los proveedores de infraestructura de TI, así como los operadores de redes de telecomunicaciones, los proveedores de servicios en la nube, las redes de entrega de contenido (CDN), los integradores de sistemas y otros, se están enfocando en las oportunidades de computación de borde”.

Algunos de estos proveedores ya ofrecen soluciones de computación en el borde diseñadas para los requisitos de verticales específicas, como la industria manufacturera, la energética o la de atención sanitaria. Y otros proporcionan soluciones genéricas adaptables a diferentes casos de uso, aunque la mayoría trata de abarcar todos los campos de aplicación de la computación Edge. Los expertos pronostican que en los próximos años van a seguir expandiéndose los casos de uso de esta modalidad de TI, y los proveedores responderán diversificando aún más su oferta, aprovechando el impulso renovado de digitalización en muchas industrias.