La automatización industrial avanza gracias a 5G y a la computación Edge

  • Transformación Digital

Fabrica coche

En los próximos años las empresas del sector manufacturero van a avanzar mucho en la automatización de sus instalaciones, invirtiendo cada vez más en tecnologías modernas para ser más eficientes y sostenibles. Esta tendencia se verá apoyada por la llegada de las nuevas aplicaciones de 5G y de la computación en el borde enfocadas a la industria, que los fabricantes están teniendo en cuenta a la hora de modernizar sus instalaciones y ampliar sus capacidades de producción.

La transformación digital de la industria manufacturera está ligada a la automatización de las fábricas, que permite optimizar procesos, mejorar la resiliencia ante situaciones de crisis y reducir la huella medioambiental. Según los expertos de TrendForce, este año la industria gastará unos 305.000 millones de dólares en automatización inteligente, y continuará elevando el gasto a una CAGR del 10,5% hasta 2025. Para entonces, el gasto anual en este mercado habrá aumentado hasta unos 450.000 millones, a medida que se vaya propagando la transformación digital y el concepto de la fabricación inteligente entre las empresas del sector.

Según sus previsiones, el año que viene comenzarán a cambiar las estrategias clásicas de digitalización de la industria, que se centraban en lograr una mayor resiliencia. Ahora las empresas se priorizarán en aumento de la capacidad de producción y la eficiencia, a la vez que reducir el gasto energético y las emisiones de carbono. En este contexto encontrarán un apoyo importante en nuevas tecnologías como las comunicaciones 5G, la computación perimetral y otras innovaciones como la realidad virtual y aumentada, los gemelos digitales o la visión artificial, que proporcionan interesantes capacidades de cara a la fabricación inteligente.

Otro factor clave a tener en cuenta es que muchos países están estableciendo objetivos muy ambiciosos de sostenibilidad medioambiental, a medida que se expande la concienciación sobre el calentamiento global y sus consecuencias a medio plazo. En TrendForce señalan que 137 países se han propuesto alcanzar la neutralidad en las emisiones de carbono, y sus empresas están respondiendo apoyándose en la automatización, la eficiencia energética y la fabricación inteligente. Los expertos creen que las empresas del sector se basarán en el futuro en tecnologías que mejoren los procesos de diseño y fabricación, desde la simulación por computador a los dispositivos Internet of Things.

Este caldo de cultivo está gestando grandes cambios en la industria que provee soluciones de fabricación inteligente, ya que algunos grandes fabricantes están diseñando y construyendo sus propios sistemas integrales, y en los próximos años supondrán una amenaza competitiva para los proveedores tradicionales. Un ejemplo es el progreso del concepto de micro fábricas entre los fabricantes taiwaneses, una fórmula que va a expandirse en el país, animada por alguna de sus principales marcas.

Además, la crisis de la pandemia ha incrementado el interés de muchos países por construir su propio ecosistema de producción y fabricación de muchos productos, construyendo cadenas de suministro más cortas para no depender tanto de factores externos. En regiones con un tejido industrial poco desarrollado el concepto de micro-fábricas permite construir capacidades de fabricación de nueva generación con relativa rapidez y un costo más contenido, y con más facilidad para cumplir objetivos medioambientales. Como ejemplo, TrendForce destaca que esta estrategia está teniendo éxito en la industria taiwanesa de fabricación de bicicletas y componentes, la mayor del mundo, y en otras regiones las micro-fábricas también están ganando tracción en la industria automotriz.