Tendencias en telecomunicaciones empresariales para 2022

  • Infraestructura

SD-WAN Redes.jpg

Las organizaciones están priorizando la digitalización, automatización, diversificación y securización de las redes para modernizar su infraestructura y abordar los retos que plantean los nuevos modelos de trabajo. Por ello, el año que viene se acelerará el desarrollo de las telecomunicaciones empresariales y se producirá un aumento del gasto en tecnologías como IoT, redes definidas por software, 5G o SASE, entre otras.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

El ecosistema de las redes empresariales está en pleno proceso de cambio, ya que a irrupción de la pandemia ha obligado a muchas organizaciones a reinventarse y adoptar modelos productivos, laborales y de consumo de tecnología basados en el uso de tecnologías digitales conectadas. Al ampliar el uso de aplicaciones de comunicaciones unificadas y colaboración, dispositivos y puestos de trabajo remoto, servicios en la nube y otras herramientas tecnológicas las empresas se ven en la necesidad de mejorar sus redes empresariales, y el año que viene se producirán importantes avances.

Los datos que aportan las últimas investigaciones de consultoras como Gartner o IDC muestran que la pandemia ha impulsado una profunda transformación de los modelos de trabajo y de los modelos de telecomunicaciones empresariales. Esto llevará a aumentar en un 3,6% el presupuesto destinado a TI (Gartner) en 2022. Y gran parte de estos recursos se destinarán al despliegue de redes definidas por software (SD-WAN), que el año que viene podría alcanzar unos 4.500 millones de dólares (IDC). Asimismo, un estudio publicado esta semana por Deutsche Telekom Global Business revela una serie de tendencias que marcarán la evolución de las telecomunicaciones empresariales durante el año que viene. 

Las redes definidas por software se apoyan en SASE para asegurar la nube

Aunque las tecnologías que han adoptado las empresas para dotar a sus trabajadores de capacidades de teletrabajo se han basado en los servicios en la nube, ahora se plantean la necesidad de construir una arquitectura de comunicación de alta seguridad basada en las redes de área amplia definidas por software (SD-WAN). Para ello recurrirán a SASE (Secure Access Service Edge), y se espera que para el año 2025 más del 60% de as organizaciones habrá desplegado estrategias y planes para la adopción de SASE en el acceso de usuario, las sucursales y las soluciones Edge.
Raúl Esteban, Senior Sales Consultant & SD-WAN Product Manager de DTGB, explica que “los empleados deben poder acceder de forma segura, desde cualquier ubicación y dispositivo, a todas sus herramientas, sin poner en peligro la red a la que acceden. Esta necesidad, junto con el ahorro de costes que proporcionan las soluciones SASE, va a convertirla en una de las grandes demandadas el próximo año”.

Automatización de procesos y comunicaciones 5G

Este próximo año se verá una gran evolución del ecosistema de fábricas inteligentes, y aquellas que hayan optimizado sus infraestructuras de la nube y comunicaciones experimentarán un incremento sustancial en las transferencia de datos. Para sostener este nuevo ecosistema de redes cada vez más fabricantes recurrirán a las comunicaciones 5G para apoyar la conectividad y la automatización de sus procesos industriales, un paso previo necesario para alcanzar el estatus de fábrica inteligente. En este setido, Raúl Esteban, de Deutsche Telekom Global Business, afirma que “las redes de campus 5G, en colaboración con otras tecnologías como la Inteligencia artificial, el IoT o el cloud, harán que la industria 4.0 sea una realidad en nuestro país en 2022”. Aunque señala que “ese despliegue requiere de una gran inversión en infraestructuras que debe ser impulsado y abordado desde las administraciones”.

Por otro lado, destaca el gran avance que se está produciendo en la hiperautomatización de las fábricas a través de tecnologías IoT, que permitirán mejorar de forma drástica el seguimiento de activos y el control de las operaciones para aumentar la eficiencia y la productividad, reduciendo el impacto ambiental y la huella de carbono. Los responsables de este informe afirman que la crisis generada por la pandemia ha impulsado la digitalización de la cadena de suministro para reducir los costes de producción y limitar las interrupciones, y este es un camino solo de ida.

Más herramientas de colaboración basadas en la nube

Desde las primeras fases de la crisis sanitaria las empresas han acelerado la adopción de herramientas de comunicaciones y colaboración basadas en la nube, que han permitido construir ecosistemas de teletrabajo a un ritmo muy rápido. Esta tendencia se ha consolidado a lo largo de este año y en el futuro las organizaciones apostarán aún más por las plataformas de comunicaciones colaborativas desplegadas en la nube y accesibles desde cualquier lugar, como son las Comunicaciones Unificadas como Servicio (UCaaS). Los expertos recomiendan a las organizaciones que aceleren la adopción de estas soluciones en los próximos meses, y que busquen una mayor integración con las herramientas de negocio, lo que habilitará nuevas formas de trabajar y de comunicarse, tanto internamente como con los clientes y socios.