La siguiente iteración de 5G será clave para el éxito comercial de las nuevas redes

  • Infraestructura

5G

Por el momento la mayor parte de los ingresos de 5G provienen del segmento de telecomunicaciones para el gran consumo, mientras que los servicios empresariales todavía no están proporcionando los beneficios esperados. Los expertos consideran que esta situación no cambiará hasta la llegada de 5G Advanced, la siguiente versión de este estándar que se implementará a medio plazo. Opinan que esta aportará nuevas posibilidades en el ámbito de las telecomunicaciones celulares comerciales, y sin este paso adelante la tecnología 5G podría fracasar.

Recomendados: 

Oportunidades de transformación tecnológica para las PYMES Video

Viaje al Cloud en la estrategia de modernización  empresarial Documento

El teletrabajo en España antes, durante y después de la pandemia Informe

El mercado de telecomunicaciones móviles se ha mantenido tradicionalmente gracias al segmento de consumo, que ha proporcionado la mayor parte de los ingresos a los proveedores. Pero con 5G hay muchas promesas sobre las posibilidades que ofrecerá en el ámbito empresarial, con numerosos casos de uso relacionados con la digitalización y la automatización en diferentes industrias. Esto está estimulando el despliegue de las nuevas redes en los principales mercados, pero por el momento el segmento de servicios comerciales no está creciendo como estaba previsto.

Las últimas investigaciones realizadas por ABI Research indican que para el año 2030 el 75% de las estaciones base de 5G se actualizarán a 5G Advanced, la nueva iteración de la tecnología 5G que fue presentada a finales del año pasado, y que todavía tardará un tiempo en implementarse en las redes. Y cifran esta expansión a un total de 76 millones de radios, 23 millones de macrobandas base y 13 millones de celdas pequeñas, todas relacionadas con el mercado de consumo.

Esta nueva especificación proporcionará una serie de herramientas avanzadas que multiplicarán las posibilidades de las redes móviles, cuyo máximo aprovechamiento se logrará en el ámbito comercial. Pero la expansión comercial de 5G Advanced será mucho más lenta en el segmento comercial de redes 5G, y los investigadores creen que para el año 2030 solo estará presente en la mitad de celdas pequeñas (14 millones), lo que pondrá trabas al desarrollo de casos de uso empresariales.

Según Dimitris Mavrakis, director sénior de investigación de ABI Research, y responsable del informe técnico elaborado por la compañía, explica que 5G Advanced “ofrece características y herramientas que están listas para la implementación y la innovación empresarial, incluido el posicionamiento 5G de alta precisión, la comunicación avanzada de dispositivo a dispositivo (D2D) Sidelink, la nueva radio de capacidad reducida (RedCap), más asequible y flexible, y el soporte para una amplia variedad de casos de uso de realidad aumentada, virtual y extendida”.

Pero por el momento no está claro si los operadores de telecomunicaciones están lo suficientemente preparados para sacar partido a estas posibilidades. De hecho, 5G SA, considerado como precursor de 5G Advanced, no está expandiéndose a la velocidad prevista. Este tiene una arquitectura basada en servicios (SBA) en la que el proceso de implementación de la red central se basa en microservicios, API y exposición de funcionalidad a terceros.

Pero hasta el momento solo unos pocos operadores han lanzado implementaciones de 5G SA a nivel nacional, y la mayoría están enfocados a la optimización de la red, y no al lanzamiento de casos de uso empresariales innovadores. Mavrakis señala que “este es un error que la industria no puede seguir repitiendo. Si lo hace, el 5G estará condenado al fracaso y la industria se verá obligada a reiniciar el ciclo nuevamente con el 6G”.