Las nuevas tecnologías urbanas se integrarán en postes inteligentes

  • Infraestructura

ciudades inteligentes

Muchas ciudades están implementando tecnologías modernas para la monitorización del tráfico y flujo de personas, la gestión del aparcamiento, el control del alumbrado y muchas otras funciones. Para simplificar este ecosistema digital en constante crecimiento las autoridades están integrando muchos de estos sistemas en farolas y postes inteligentes, centralizando la infraestructura en un menor número de nodos, más fáciles de administrar y mantener.

Recomendados: 

Nueve formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

El ecosistema tecnológico relacionado con la gestión urbana y las ciudades inteligentes está creciendo, y muchas localidades están añadiendo nuevos dispositivos para la monitorización del tráfico y el flujo de personas, la gestión automatizada del aparcamiento, la seguridad vial y pública, el alumbrado o la gestión de residuos, entre otras capacidades. Aunque estas funciones requieren su propia infraestructura, en muchos casos pueden integrarse soluciones diferentes en un único nodo, reduciendo la huella y facilitando la administración y el mantenimiento de los sistemas.

Esto ha generado un mercado floreciente de farolas y postes inteligentes que en el futuro tendrán una presencia masiva en las Smart Cities, reduciendo el gasto en infraestructura de comunicaciones, computación, etcétera. Según las investigaciones de ABI Research, para finales de esta década podría alcanzar un volumen de envíos de 10,8 millones de unidades y un valor superior a los 60.000 millones de dólares.

En su último informe, Dominique Bonte, vicepresidente de mercados finales y verticales de ABI Research, dice que estas infraestructuras  “ofrecen un marco eficiente, escalable y modular para implementar todo el espectro de infraestructura urbana inteligente, que va desde celdas pequeñas 5G y puntos de acceso WiFi hasta cámaras de vigilancia y tráfico, señalización y pantallas de información, soluciones de control de inundaciones y calidad del aire, y puntos de carga para vehículos de 2 y 4 ruedas, drones y teléfonos, incluida la generación de energía renovable”.

Aunque en los próximos años el impulsor de venta de postes inteligentes será la densificación de la red celular a través de celdas pequeñas de 5G y, posteriormente, 6G, así como la expansión del espectro de radio mmWave. Y los proveedores de telecomunicaciones aprovecharán el potencial de sus infraestructuras de red para rentabilizar su inversión integrando otras funciones relacionadas con las nuevas aplicaciones de gestión y monitorización urbana.

Pero este mercado se enfrentará a diferentes retos relacionados con la copropiedad y la gestión, las prioridades y agendas en conflicto, las preocupaciones sobre la privacidad y la falta de conocimiento de las autoridades sobre los beneficios que puede aportar la integración de infraestructuras en postes inteligentes. Según los investigadores, los más destacables son el ahorro de costes, la reducción del tiempo de implementación, las oportunidades de escalado y una arquitectura modular que facilita las futuras actualizaciones de infraestructura a mediad que la tecnología vaya evolucionando.