Los chips de automoción ganan peso en la industria de semiconductores

  • Infraestructura

coche conectado

A medida que los fabricantes de vehículos avanzan en la electrificación y la implantación de los vehículos conectados de nueva generación aumenta la demanda de semiconductores especializados. Estas categorías emergentes de chips están ganando importancia rápidamente en la industria y para el año 2026 tendrán una participación cercana al 10% de todo el mercado.

Recomendados: 

El "Headless" CMS en la empresa Leer

La optimización de los
los costes IT Informe

Cómo diversificar canales de ventas digitales en empesas B2B  Leer

La industria automovilística ha necesitado semiconductores para sus vehículos desde hace décadas, pero con su evolución hacia la conectividad integrada, los sistemas de asistencia al conductor y la electrificación estas tecnologías se han diversificado y han cobrado mucha importancia. Esto está ejerciendo una gran presión sobre los fabricantes de circuitos integrados, que reciben cada vez más pedidos de las marcas de coches, hasta el punto de que en el último año la industria automotriz ha visto frenada su capacidad de producción por falta de semiconductores.

Tras una etapa complicada los proveedores de chips han reaccionado aumentando la producción para suplir esta demanda incesante y los expertos de IC Insights esperan que las ventas de circuitos integrados automotrices acelerarán su crecimiento en los próximos años. En la última actualización de su informe McClean señalan que la participación de los chips de automoción ha pasado del 4,7% en el año 1998 a un 7,4% en 2021. Pero desde entonces la demanda ha aumentado rápidamente y esperan que las ventas seguirán creciendo a una CAGR del 13,4% hasta el año 2026, alcanzando una cuota del 8,5% en 2022, que pasará al 9,9% para final de este período.

Los investigadores destacan que los principales motores de crecimiento de los chips de automoción están en los nuevos sensores, dispositivos analógicos, controladores y dispositivos optoelectrónicos que están integrándose en la mayoría de nuevos vehículos. A esto se suma la proporción cada vez mayor de vehículos híbridos y eléctricos, que requieren gran cantidad de circuitos integrados de energía.

En su informe mencionan las cifras publicadas recientemente por Automotive News, que revelan un importante aumento de ventas de vehículos eléctricos en el primer trimestre de 2022, elevando la demanda de este tipo de coches al 5% en el mercado estadounidense. Aunque por el momento el porcentaje de coches y camiones ligeros eléctricos en el país es por ahora solo del 1%, la demanda y las ventas siguen aumentando, lo que ejercerá más presión sobre los fabricantes de chips de automoción. Y algo similar está ocurriendo en otros mercados mundiales importantes.

Aunque las ventas de semiconductores de automoción están aumentando, los expertos creen que el mercado global de semiconductores no se verá especialmente condicionado por el devenir de este segmento en los próximos cinco años. Por el momento, otras categorías como la memoria, los microprocesadores y otros tipos de circuitos integrados son los principales motores de este mercado, y así seguirá siendo en el futuro cercano.