Dificultades en el mercado de tabletas y Chromebooks

  • Infraestructura

usuario digital tablet

La demanda global de tabletas y Chromebooks ha descendido de nuevo en el tercer trimestre de 2022 como consecuencia de la creciente preocupación de los consumidores por la economía. A corto plazo no se espera una recuperación de las ventas, ya que la caída se ha extendido a los dispositivos de gamas y precios inferiores, pero los expertos opinan que estos dispositivos han encontrado nuevos usos tras la pandemia, y en el futuro seguirán teniendo mercado.

Recomendados: 

Metología para adoptar SAP/4 HANA de forma rápida y económica. Documento

Descubre cómo optimizar tus gastos IT. Video

Transformación digital mediante `Data Cloud' Inteligente.  Informe

Según las cifras preliminares del último rastreador mundial de dispositivos informáticos de IDC, los envíos de tabletas descendieron de nuevo un 8,8% en el tercer trimestre del año, hasta un total aproximado de 38,6 millones de unidades. Esto marca el quinto trimestre consecutivo de descenso en el mercado. En el caso de los Chromebooks la caída ha sido mucho mayor, bajando un 34,4% con respecto al mismo trimestre del año pasado, hasta 4,3 millones de unidades.

Tal como está pasando en muchos otros mercados tecnológicos vinculados al gran consumo, el de tabletas y Chromebooks está acusando el golpe de la incertidumbre económica, a lo que se suma el recorte del gasto en educación. En estos tres meses los proveedores OEM chinos han sufrido menos pérdidas, gracias a su buen desempeño en los mercados emergentes. Pero se centran en modelos de gama y precio inferiores, y su rendimiento no ha logrado compensar la caída general del mercado.

En su informe, Anuroopa Nataraj, analista de investigación senior de los Rastreadores de Movilidad y Dispositivos de Consumo, en IDC, comenta que se esperaba una caída del mercado tras el crecimiento acelerado de 2020 y 2021. Pero señala que “ahora, el mercado está experimentando no solo una desaceleración en la demanda, sino también algunos importantes obstáculos macroeconómicos. Aunque la mayoría de las tabletas (Android) y Chromebooks son de menor costo, estamos viendo preocupaciones de los compradores incluso en el extremo inferior. Esto se debe en gran medida a estas crecientes preocupaciones económicas”.

A pesar de ello, destaca que las tabletas han encontrado nuevos usos a raíz de la pandemia, como dispositivos útiles para la educación digital, el trabajo remoto y el entretenimiento, incluso en la transformación digital de varias verticales, que emplean tabletas para dotar a sus empleados de herramientas de trabajo. Por su parte, los Chromebooks se enfrentan a mayores desafíos para sobrevivir como categoría de ordenador personal, y no solo como consecuencia de las limitaciones de la propia plataforma.

En este sentido, Ryan Reith, vicepresidente de grupo de Rastreadores Mundiales de Movilidad y Dispositivos de Consumo, en IDC, cree que “los Chromebooks seguirán desempeñando un papel fundamental en la informática personal y, en última instancia, crecerán en presencia en comparación con otras plataformas existentes”. Pero está convencido de que el crecimiento de ventas de Chromebooks será moderado, a medida que la industria vaya adaptándose al nuevo entorno. Y destaca que muchas de las grandes marcas de PC están priorizando los portátiles equipados con sistema operativo Windows y, sin más apoyo por su parte, la categoría de Chromebooks no podrá crecer con más fuerza.