El canal de TI europeo moderará su crecimiento en 2023

  • Infraestructura

Infraestructura

A pesar de las dificultades económicas y geopolíticas que se han manifestado este año, los distribuidores de TI europeos cerrarán 2022 con un nuevo crecimiento interanual. Y se espera que en 2023 las ventas del canal de TI se moderen como resultado del empeoramiento de la economía europea, pero no esperan una caída significativa para el próximo año.

  Recomendados....

» Desarrollo de Apps móviles con low-code en el sector industria y servicios de campo  Webinar
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción Guía
» Foro Administración Pública Digital: progreso y vanguardia Acceso

Según el último informe de la firma Context, este año los ingresos de los distribuidores de TI europeos crecerán un 3,7% interanual, superando las previsiones anteriores del 3,2%. Esta investigación excluye al sector de las telecomunicaciones, pero engloba el resto del canal de TI, que en 2022 ha mostrado un desempeño significativo, teniendo en cuenta la situación económica actual y el crecimiento que ha tenido en los dos últimos años.

Los investigadores pronostican que los ingresos aumentarán un 5,8% en el cuarto trimestre de 2022, cerrando el año con un broche de oro. Aunque prevén que el mercado se debilitará en los próximos trimestres por la recesión y porque los distribuidores mejorarán el cumplimiento de pedidos pendientes. A lo largo de este año el canal se ha beneficiado de la necesidad de las empresas de fortalecer la infraestructura, el software y los servicios, y se ha visto una mayor demanda de servidores, redes y almacenamiento.

En su informe, los investigadores señalan que durante el tercer trimestre se mitigaron los problemas de la cadena de suministro que afectaban a los segmentos de componentes de redes y servidores, agilizando el mercado. Aunque en el caso de los dispositivos de red todavía se están experimentando plazos de entrega muy prolongados.

De cara al año que viene, esperan que las tendencias del trabajo híbrido sigan impulsando la demanda de hardware, especialmente por la alta demanda de infraestructura TI de las organizaciones europeas. Además, se espera una inversión considerable de los gobiernos en tecnologías para los sectores de la salud y la educación, gracias a los fondos de ayuda NextGenerationEU Covid. Aunque la demanda del gran consumo sí se resentirá durante 2023 por el empeoramiento de la economía, y se espera que las ventas decaigan en toda la región.

Analizando el mercado por sectores, Context espera que la demanda caiga en sectores como el de ordenadores, sobre todo por la desconfianza de los consumidores en la economía y por la creciente inflación. Por su parte, las empresas mantendrán una postura cautelosa y no se esperan grandes inversiones por parte del sector educativo en esta tecnología, por lo que los ingresos de PC del canal descenderán en 2023.

En el caso de las pantallas, se espera una reducción considerable de la demanda de los consumidores, pero un fuerte repunte de la demanda comercial de monitores, como consecuencia de la renovación de oficinas entre las empresas europeas. Y también se dejará notar la reactivación de los eventos en vivo, que estimulará los pedidos de pantallas de gran formato. La caída de ventas entre los consumidores también afectará al segmento imaging, pero las PYMEs liderarán las ventas durante el resto de 2022 y parte de 2023, compensando en parte el descenso de demanda en otros segmentos empresariales.

Por otro lado, Context destaca que el mayor crecimiento de ventas del canal de TI europeo en los próximos meses provendrá de los centros de datos, que generarán un flujo constante de pedidos, especialmente en categorías como el software y los servicios de seguridad. Y el segmento de software de infraestructura seguirá proporcionando un flujo constante de ingresos para los distribuidores que sepan moverse en el mercado.

La categoría de almacenamiento empresarial y servidores seguirá teniendo cifras positivas, gracias en parte a la agilización de la cadena de suministro de servidores, la mayor disponibilidad de componentes y la sólida demanda empresarial de dispositivos de almacenamiento, que sigue creciendo a pesar de haber perdido el mercado ruso.

Por último, el informe recoge que el segmento de redes empresariales está logrando sacar partido de la relajación de restricciones en la cadena de suministro, sobre todo en la categoría de conmutadores empresariales. El mercado de redes seguirá alimentándose de la necesidad de las organizaciones de implementar nuevas arquitecturas que faciliten el trabajo híbrido y la digitalización. Aunque se anticipan caídas de precios que impactarán en los ingresos de este segmento, que podrían resultar en una reducción del crecimiento interanual.