Las ventas de gafas AR/VR crecerán menos de lo previsto a partir de 2022

  • Infraestructura

MWC 2022_Realidad virtual

En 2022 el mercado de dispositivos de realidad virtual y aumentada ha caído, y se espera que en 2023 las ventas vuelvan a crecer, pero los expertos de IDC acaban de revisar a la baja sus previsiones de futuro. El aumento de precio previsto para los modelos actuales y el elevado coste de los nuevos lanzamientos desalentará a muchos clientes potenciales, que retrasarán sus compras a corto y medio plazo.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT Guía
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Muchas voces apuntan a que el mercado de dispositivos de visualización de realidad virtual y aumentada va a retomar el crecimiento a partir de 2023, gracias a los nuevos lanzamientos de los principales proveedores, ya un ecosistema de contenidos más amplio. Los analistas de IDC se cuentan entre ellos, pero en su último informe sobre el mercado han revisado a la baja sus previsiones para finales de 2022 y más allá.

Ahora aseguran que los envíos de gafas AR/VR descenderán un 12,8% en 2022, bajando a 9,7 millones de unidades. De cara a 2023 esperan que los envíos aumentarán un 31,5% interanual y en los próximos años crecerán a una tasa del 30%, pudiendo alcanzar unos 35,1 millones de unidades para el año 2026.

En su informe explican que Meta ha dominado el mercado en los últimos años gracias a su modelo Quest 2, que tienen un precio accesible, y en los primeros tres meses de 2022 tuvo una participación del 84,6%. El segundo proveedor del ranking fue la marca Pico, de ByteDance, con un 7,4% de participación en los primeros meses de 2022, seguido por DPVR (1,8%), HTC (1,1%) e iQIYI (0,9%). Pero el año que viene estas empresas deberán enfrentarse a la competencia de Sony y Apple, que lanzarán nuevos modelos que podrían capturar buena parte del mercado mundial.

Jitesh Ubrani, gerente de investigación de los Rastreadores de Dispositivos de Movilidad y Consumidores en IDC, opina que el aumento de precio de Quest 2 y el elevado coste previsto para las gafas PSVR2 de Sony hará que los consumidores se lo piensen más a la hora de invertir en esta tecnología. Además, prevé que el segmento comercial mostrará un mayor crecimiento que el de consumo en los próximos años, a medida que más empresas implementen tecnologías de realidad virtual para la capacitación y otros casos de uso, y vayan explorando las posibilidades que puede ofrecer la realidad aumentada.

En el ámbito de la realidad aumentada se presentan ciertos desafíos y los proveedores están luchando para mantener el crecimiento. Esto dejará espacio para que entren al mercado nuevos proveedores de dispositivos AR. Pero en IDC creen que es poco probable que esto suceda antes de 2025. Como explica Ramón T. Llamas, director de investigación de Dispositivos móviles y AR/VR en IDC, “la realidad aumentada ha sido durante mucho tiempo el dominio de las gafas independientes orientadas al uso comercial, ayudando a transformar la forma en que las empresas capacitan a sus trabajadores”.

Aunque esta tecnología ofrece una alta sofisticación, su factor de forma actual complica la implementación en muchos entornos de trabajo. Pero en el futuro surgirán modelos más simples que permitirán usar la realidad aumentada en más entornos, con una experiencia de uso satisfactoria, lo que impulsará el mercado.