Nuevos casos de uso impulsan el mercado de monitorización basada en condiciones

  • Infraestructura

industria

La tecnología de sensores IoT está evolucionando rápidamente, dando lugar a soluciones muy completas con un software altamente inteligente, capaz de aprovechar los datos para brindar información útil en muchos campos. Esto está impulsando el mercado de monitorización basada en condiciones (CBM), en el que están surgiendo nuevos casos de uso que aportan cada vez más valor a los clientes.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT Guía
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Muchas organizaciones están interesadas en adoptar tecnologías IoT para dotar de conectividad a sus activos, lo que les permitiría llevar un control más preciso y granular de sus operaciones. En este contexto están surgiendo nuevos dispositivos y sensores conectados enfocados a la monitorización, con un software cada vez más inteligente, que aprovecha los datos generados por estos aparatos para proporcionar información valiosa. Esto está generando grandes expectativas para el mercado de sensores de monitorización basada en condiciones (CBM), que podría alcanzar un valor de 277 millones de dólares para el año 2027.

Así lo creen los analistas de ABI Research, que en su última investigación sobre este mercado destacan la velocidad a la que están surgiendo nuevos casos de uso para estas tecnologías en muchas industrias. Y lo más relevante, quizá, es que el interés de los clientes se centran cada vez más en los resultados que ofrece este tipo de monitorización, más que en la propia tecnología. Por ejemplo, la conectividad inalámbrica está dejando de ser tan relevante para las empresas, que están combinando diferentes medios para conectar los dispositivos IoT a sus redes.

En cambio, el valor se centra más en lo que ofrecen las plataformas en su conjunto, por lo que priorizan tecnologías que conjuntamente puedan proporcionar más valor, combinando sensores más sofisticados con una mejor ejecución de datos en el perímetro. Según Tancred Taylor, analista de la industria de mercados de IoT en ABI Research, “las tecnologías SRW, WAN y cableadas juegan diferentes roles en el crecimiento del mercado hacia nuevos tipos de activos que se pueden monitorizar. Estas tecnologías a veces compiten, pero a menudo abordan casos de uso distintos. Contribuyen a expandir lo que es posible obtener de las soluciones CBM, en lugar de simplemente competir en el mismo terreno”.

Esta investigación muestra que el mercado está actualmente liderado por la recopilación de datos sobre servicios públicos y procesos, y por la monitorización de equipos motorizados. Esto se circunscribe sobre todo al mercado industrial, donde las empresas quieren reducir los tiempos de inactividad de sus equipos adoptando tecnologías que facilitan el mantenimiento preventivo, entre otras estrategias.

Pero los casos de uso son cada vez más variados y están surgiendo nuevos enfoques específicos para cada sector y para diferentes formas de trabajar. Esto ha llevado a proveedores independientes como Fluke Reliability, VersaSense, Worldsensig o Everactive a centrarse en resolver casos de uso muy específicos. Otros, como Wika o SICK Sensors, se centran en sus industrias objetivo, proporcionando capacidades de software que los diferencian de sus competidores.

Aunque en este mercado también hay otros actores que provienen de diferentes ámbitos tecnológicos, y que están integrando tecnologías CBM para complementar sus soluciones. Por ejemplo, Cisco o Advantech, que tienen un enfoque de escala. Además, ABI Research explica que están entrando al mercado nuevos jugadores dedicados al exclusivamente al software, proveedores de servicios, fabricantes de maquinaria y grandes empresas industriales. Los expertos prevén que en el futuro se establecerán nuevas alianzas entre muchos de estos proveedores, lo que facilitará la adopción de soluciones CBM más completas en muchos sectores industriales.

Taylor opina que “es importante seguir el mercado de CBM debido a la amplitud de los casos de uso y el tamaño del mercado total direccionable, gran parte del cual está completamente desatendido en la actualidad”. Anticipa que el hardware y el software continuarán evolucionando en los próximos años, apoyándose en la madurez que está alcanzando el concepto de IoT y las tecnologías relacionadas. Y cree que, tanto los proveedores como los clientes, dejarán de centrarse en los aspectos tecnológicos y se enfocarán más en la generación de valor a la hora de desarrollar y adoptar CBM.