Crean un robot conectado por 5G que ayuda a luchar contra la pandemia

  • Inteligencia Artificial

Robot Covid 5G_1

Un grupo de empresas formado por Vodafone, Intel, Fivecomm y Altran ha desarrollado un robot autónomo conectado por 5G, que puede detectar a personas con síntomas de coronavirus. Para ello, este robot centinela está equipado con una cámara térmica que le permite monitorizar la temperatura de las personas cercanas, y es capaz de reconocer sus rostros y comprobar si llevan mascarillas, entre otras cosas.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer

Una de las estrategias fundamentales en la lucha contra la pandemia es la detección de personas infectadas, algo que en ciertas etapas de la enfermedad se puede hacer empleando sensores de temperatura o cámaras térmicas. La industria tecnológica está proporcionando soluciones en forma de diferentes sistemas de imagen y de medición de temperatura, y ahora un grupo de empresas se ha aliado para desarrollar nuevas soluciones basadas en robots para ayudar en la lucha contra la pandemia.

Se trata de Vodafone, Intel, Fivecomm y Altran, que han colaborado juntas en el proyecto Robot Covid 5G, cuyo objetivo es demostrar que se puede aplicar la tecnología 5G para crear robots autónomos inteligentes que puedan detectar por sí solos a personas potencialmente infectadas. Juntos, han logrado crear un ‘Robot centinela’ autónomo auto-guiado, capaz de reconocer automáticamente los rostros de las personas y determinar su temperatura mediante una cámara termográfica.

El operador Vodafone ha aportado su experiencia en el campo de 5G y su tecnología para dotar al robot de conectividad. Intel ha proporcionado sus procesadores Xeon SP y Core, y su kit de herramientas OpenVINO, que permite implementar modelos de aprendizaje profundo. Por su parte, la startup Fivecomm, creada en la Universidad de Valencia, ha apostado su solución de conducción remota. Finalmente, Altran, que forma parte del Grupo Capgemini, ha agregado a este robot capacidades de reconocimiento facial y medición de temperatura.

Esta combinación de tecnologías permite al robot moverse por sí solo o mediante control remoto, identificar a las personas que no llevan mascarilla y a quienes tengan una temperatura anómala. Los datos que recoge se envían automáticamente a una plataforma Edge Computing a través de 5G, permitiendo una respuesta inmediata ante la identificación de un posible infectado. Los datos son procesados de forma remota y el operador puede crear alarmas y llevar a cabo acciones a través de la red 5G, como por ejemplo alertar a la persona en cuestión, acercar el robot y hablar directamente con ella para darle instrucciones.

Este proyecto piloto se ha desarrollado en un entorno 100% 5G, basándose en una arquitectura 5G SA (Stand Alone), que es completamente independiente de las tecnologías anteriores, lo que le permite aprovechar todo el potencial del nuevo estándar. Además, gracias a la infraestructura de computación Edge se logra reducir al mínimo la latencia, proporcionando un servicio en tiempo real.

Para Daniel Jiménez, director general de Vodafone Business, “se trata, sin duda, de un escenario real donde el uso de la red 5G de Vodafone es diferencial y permite ofrecer los requerimientos de latencia y velocidad necesarios”. Por su parte, Ismael Asenjo, director de Red y Tecnología en Vodafone España, comenta que “el elemento fundamental para que este robot funcione es la red 5G. La baja latencia que posibilita esta tecnología hace posible que pilotos como este funcionen con todas las garantías, transmitiendo imágenes desde el robot hasta el punto de control en tiempo real. Adicionalmente, la tecnología Edge Computing permite una transmisión mucho más rápida de las imágenes, lo que resulta clave en proyectos como este”.

En su anuncio, Norberto Mateos Carrascal, director general de Intel Iberia, ha explicado que “la colaboración con nuestros partners en 5G, Edge e Inteligencia Artificial habilita casos de uso innovadores como este Robot, con un claro beneficio social y económico”. Por último, Daniel Iglesias, de Altran España, comenta que “de forma conjunta, 5G y Edge Computing conseguirán que Internet de las Cosas dé el siguiente paso. Así, la baja latencia y gran ancho de banda de 5G permiten aumentar la versatilidad de las máquinas para afrontar en tiempo real tareas cada vez más complejas”.

Y añade que “también reduce su coste y consumo energético, al quedar liberadas de las funciones más exigentes en capacidad de procesamiento, que pasan a ser realizadas por servidores especializados instalados en el borde. El robot centinela es un gran ejemplo de este nuevo paradigma al demostrar cómo es posible dotar a un robot de capacidades no presentes en su diseño inicial con un coste extremadamente reducido”.