El gasto europeo en inteligencia artificial seguirá creciendo en los próximos años

  • Inteligencia Artificial

GMV Inteligencia Artificial

A pesar de la pandemia, las empresas europeas han seguido invirtiendo en tecnologías de inteligencia artificial, una tendencia que se mantendrá durante los próximos cuatro años, al menos. Se espera que en 2021 el gasto en IA alcance unos 12.000 millones de dólares en la región, una cifra que seguirá creciendo con solidez hasta 2024.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Los expertos de IDC son optimistas en cuanto al mercado europeo de inteligencia artificial, y en su último informe pronostican que el gasto en IA de las organizaciones europeas crecerá hasta unos 12.000 millones de dólares este año. Además, anticipan que la tendencia alcista se acentuará aún más en los años venideros, mostrando un crecimiento de dos dígitos hasta 2024. Los impulsores de este crecimiento son la necesidad de dar un salto en la transformación digital en muchos sectores, adoptando tecnologías de automatización que permitan mejorar los procesos productivos y de negocio, y la experiencia del cliente.

Para Andrea Minonne, analista de investigación senior de Customer Insights & Analysis en IDC, la pandemia provocó un aumento explosivo del gasto en inteligencia artificial en algunas verticales que estaban más atrasadas en la digitalización, como el sector de la salud. Explica que “hospitales de toda Europa han implementado inteligencia artificial para una variedad de casos de uso, desde una herramienta de software basada en inteligencia artificial para el diagnóstico automatizado de COVID-19 hasta sistemas de planificación de capacidad del hospital basados en aprendizaje automático”.

Al mismo tiempo, otras verticales como el comercio minorista, el transporte y los servicios personales y para el consumidor han tenido que recortar su inversión en IA, pero se esperan que se recupere cuando haya pasado la crisis. Minonne destaca los casos de uso “en los que la IA se usa para para empaquetar experiencias del cliente personalizadas que se entregarán en las tiendas”, aunque hay otros escenarios que han visto recortado de forma drástica el gasto en IA.

En cualquier caso, para IDC está claro que la pandemia realmente no ha sido una influencia tan negativa para el mercado de IA en Europa, ya que se han abierto nuevos campos de aplicación y nuevas industrias han incrementado el interés y el gasto en tecnologías inteligentes. De cara a este año parece bastante claro que la enfermedad no se controlará completamente, y sus efectos se dejarán sentir en los próximos años, impulsando grandes cambios en la forma de trabajar de muchos sectores.

Organizaciones de toda índole se ha visto obligadas a cambiar radicalmente sus procesos comerciales, así como los propios productos y servicios que venden a sus clientes, y la experiencia del cliente ha cobrado una nueva dimensión en este contexto. Por ejemplo, los grandes minoristas que estaban aplicando la IA para mejorar la experiencia del cliente en las tiendas, ahora están reenfocando esas capacidades a los canales online, donde se han ido concentrando cada vez más las ventas, y donde la experiencia del cliente se está convirtiendo en un importante pilar del negocio.

En el caso del transporte, IDC destaca que la grave crisis que ha provocado la pandemia en este sector ha llevado a las empresas a buscar soluciones innovadoras basadas en la inteligencia artificial. Por ahora se han enfocado especialmente en la reducción de costos, pero se espera que una vez haya pasado lo peor de su particular crisis sectorial, volcarán esta capacidad y experiencia en otras áreas. Aunque por ahora el gasto en IA en el sector del transporte está siendo muy inferior al previsto, y se prevé que este año también crezca por debajo de la media.