Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los departamentos legales deben avanzar en la digitalización

  • Negocios

Transformación digital

Así opinan los expertos de Gartner, que han publicado un informe en el que se muestra que el 81% de los departamentos legales de las organizaciones no están preparados para afrontar la digitalización. Esto está dificultando la entrega, el cumplimiento normativo y la gestión de riesgos de los nuevos proyectos digitales, frenando el éxito en las estrategias de transformación digital.

Los expertos afirman que la transformación digital está avanzando a buen ritmo en Europa, y que en 2019 se entrará en una nueva etapa de madurez en las organizaciones, que permitirá el despliegue de nuevas estrategias para seguir extrayendo todo el valor de los datos, encontrando beneficios internos y externos. Pero los analistas de Gartner señalan que esta transformación no está impactando de manera uniforme en todas las áreas de negocio ni en todos los sectores. Esta es una de las conclusiones que se extraen de su último informe, para el que han analizado los roles y competencias de los departamentos legales de más de 1.700 negocios, y han entrevistado a un centenar de directivos y personal especializado en este tema.

Concretamente, centra la atención en los departamentos legales, que tienen un peso importante en el desarrollo de las estrategias de negocio digital. Su estudio revela que un 81% de estos departamentos no se encuentran preparados para la digitalización, ni para respaldar las iniciativas digitales que quieren desarrollar sus organizaciones. Esto les hace perder empuje y oportunidades, ya que no cuentan con los recursos necesarios para comprender las implicaciones legales de la nueva economía digital. Por ejemplo, Gartner afirma que los departamentos legales que sí están preparados para la era digital pueden aumentar la entrega puntual de los nuevos proyectos digitales un 63%, y el número de proyectos digitales que cuentan con adecuadas medidas de gestión de riesgos un 46%.

Además, destacan que las organizaciones que están preparadas para la digitalización desde el punto de vista legal pueden aprovechar las ventajas que proporcionan las regtech para garantizar el cumplimiento con normativas de protección de datos tan estrictas como GDPR. Para mejorar en este aspecto, Gartner dice que los departamentos legales se enfrentan a tres retos principales. El primero alude a que los elementos de valor para el negocio han cambiado con la introducción de tecnologías y modelos de negocio digital, introduciendo nuevos factores que se deben tener en cuenta y a los que se debe dar cobertura legal, y que están en constante evolución, presentando diferencias cada vez más pronunciadas entre los distintos países y territorios.

Un ejemplo de ello se encuentra en las normativas de protección de datos como GDPR, que otorgan la propiedad de los datos a los usuarios, en vez de a las empresas, que actúan como custodios y garantes de su protección. De igual forma, el uso de las redes de datos también requiere un nuevo estudio de las implicaciones legales. El segundo reto para las organizaciones es cómo el nuevo entorno digital está agilizando y descentralizando la toma de decisiones en los negocios, lo que obliga a cambiar las prácticas de gestión de riesgos y los controles legales. Por último, la transformación digital requiere nuevos modelos de gestión y control de la información, ya que la reputación como empresa y la confianza de los clientes cada vez depende más de factores como la protección de datos, el control de la privacidad y la transparencia, algo en lo que el departamento legal tiene un papel importante.

Dado el impulso que las empresas europeas quieren dar a sus iniciativas de transformación digital, Gartner recomienda reforzar las capacidades digitales de los departamentos legales, de forma que puedan afrontar estos nuevos desafíos y acompañar al resto de la organización en el proceso de cambio hacia los nuevos ecosistemas digitales.