Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los departamentos financieros y contables se vuelcan en la digitalización

  • Negocios

Fintech

A raíz de la situación generada por la pandemia la gran mayoría de los CFO han cambiado el enfoque de sus departamentos financieros y contables, y ahora apuestan cada vez más por la automatización. Esta estrategia conlleva la implementación de nuevas tecnologías y también una serie de cambios en los roles tradicionales de todo el equipo, en lo que las nuevas soluciones inteligentes pueden ser de gran ayuda.

Recomendados: 

El arte de la inteligencia artificial centrada en el cliente Leer 

La persistencia del ransomware Webinar

La pandemia ha generado muchos problemas a las empresas, que se han visto en la necesidad de rediseñar sus estrategias de negocio para adaptarse a la situación. Esto ha afectado a todos los departamentos, entre ellos el financiero, donde también se ha recurrido a las nuevas tecnologías para mantener las operaciones, por ejemplo, a las habilitadoras del teletrabajo. Ante esta situación, los líderes financieros (CFO) han cambiado de perspectiva y cada vez se muestran más a favor de la implementación de nuevas tecnologías y de adoptare soluciones de automatización de procesos en el entorno de trabajo.

Según un reciente estudio realizado por la startup fintech Pleo, un 90% de los CFO se muestran receptivos ante la adopción de nuevas tecnologías y la automatización de procesos para agilizar el trabajo. Uno de los factores que llevan a este cambio de perspectiva es la necesidad de un mayor control de gastos, un campo en el que las organizaciones estaban siendo muy ineficientes. Pero este avance también responde a otras debilidades que se han revelado con la crisis, como las constantes inversiones en recursos innecesarios, la falta de transparencia, el poco control de los movimientos y el exceso de burocracia, entre otros problemas.

Para hacer frente a todo esto los profesionales están recurriendo cada vez más a nuevas herramientas de contabilidad que permiten acelerar el trabajo y reducir el tiempo dedicado a tareas administrativas. Debido a ello, el rol de los trabajadores se ha modificado, y ahora no se limitan a analizar los datos, sino a valorar cómo se comportan y el uso que se hace de ellos, lo que permite a los empleados tener un papel más activo en la toma de decisiones del negocio.

Los responsables de este estudio también señalan que la automatización de los procesos mediante este tipo de herramientas permitirá mejorar la productividad, eso sí, solo si los empleados aceptan el cambio de cultura corporativa y se sienten más vinculados a la empresa. Aunque estos cambios conllevan otros que afectan precisamente al clima dentro del departamento, por ejemplo, que la automatización hace innecesarias ciertas tareas y puestos de trabajo. Y esto incide directamente en el corporativismo, ya que ciertos trabajadores pueden ver su trabajo en peligro, lo que genera una importante resistencia al cambio.