Primeros pasos para establecer el reparto de mercancías con drones

  • Negocios

UPS drones

La Administración Federal de Aviación estadounidense acaba de aprobar un certificado de operador aéreo para Amazon, que sería el primer paso para lanzar un futuro servicio de reparto de mercancías mediante drones. Otras grandes firmas como Google o UPS ya lo tienen desde hace algún tiempo, y están trabajando para posicionarse con ventaja en un mercado que pronto podría ver la luz.

Recomendados: 

La persistencia del ransomware Webinar

El arte de la inteligencia artificial centrada en el cliente Leer 

Varias compañías vinculadas a la logística y el comercio electrónico llevan tiempo trabajando en la creación de sistemas de reparto de mercancías con drones, más o menos autónomos. Entre ellas Amazon, que acaba de recibir el certificado de operador aéreo que necesitaría para hacerlo, de manos de la Administración Federal de Aviación de estados Unidos (FAA). Aunque el gigante de las compras por Internet se enfrenta a la competencia de otras empresas que han avanzado más en este camino.

Por ejemplo, la firma Wing, que desde principios del año pasado tiene el primer servicio de entrega de drones comerciales del mundo, que opera en Australia. Google también logró este certificado de la FAA a finales de 2019, lo que capacita a la empresa para operar como aerolínea de drones. Pero quedan barreras que superar, ya que las regulaciones actuales de la FAA solo permiten volar dentro de los límites de visión del piloto, como sucede en Europa.

Por este motivo las empresas están probando sus proyectos en otros países como Canadá, Australia e incluso, en Reino Unido, donde las regulaciones no tienen tantas limitaciones para esta tecnología. Aunque esta aprobación de la FAA permite a Amazon comenzar a operar su nuevo dron Prime Air dentro de los estados Unidos, dentro de los márgenes de “transportista aéreo”.

Para ello, Amazon ha tenido que someter a validación más de 500 procesos de seguridad y eficiencia, que formaban parte fundamental de la solicitud de este certificado. Aunque la compañía ya llevaba probando sus drones en el Reino Unido desde hace cuatro años, incluyendo su nuevo modelo. Ahora se han superado las primeras barreras para lanzar su primer servicio de entrega a domicilio con drones, pero todavía quedan muchas barreras que superar antes de que ellos, Google, UPS o cualquier otra empresa pueda operar drones automatizados para entregar paquetes en regiones altamente restrictivas como Estados Unidos o Europa, donde se encuentran los mayores mercados potenciales.