Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Europa lanza nuevas medidas para regular las finanzas digitales

  • Negocios

Comisión Europea

La Comisión Europea acaba de presentar un conjunto de medidas para regular las finanzas digitales, con el que quiere contribuir a la recuperación económica. Esta propuesta forma parte de la nueva estrategia de Europa en materia de economía digital, y aspira a convertirse en un ejemplo a nivel mundial como ya está sucediendo con otras leyes, por ejemplo, la GDPR.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

En los últimos tiempos la Unión Europea ha desplegado una serie de estrategias con las que pretende adaptar el margo legislativo a la nueva realidad de la era digital. Algunas de ellas se han materializado en leyes muy importantes, como el Reglamento General de Protección de Datos, que se ha convertido en un ejemplo a seguir en otros lugares del mundo. Ahora, el siguiente paso fundamental que quiere dar la UE es crear nuevas regulaciones en materia de finanzas digitales, algo fundamental ante el avance de las nuevas formas de economía digital.

Para ello, la Comisión Europea acaba de presentar un nuevo paquete de medidas para regular los nuevos servicios financieros y las formas de pago digitales, aportando garantías tanto a los consumidores como a las empresas. Según explican en su anuncio, estas normas pretenden estimular la competitividad y la innovación en el sector financiero europeo, canalizando la financiación hacia las empresas europeas, y contribuir a la recuperación económica tras la grave crisis causada por la pandemia.

La Comisión Europea destaca que el objetivo principal de estas medidas es lograr que los servicios financieros sean más favorables a la digitalización, y estimular así la innovación responsable y la competencia entre los servicios financieros que operan en la Unión Europea. Afirman que así se reducirá la gran fragmentación de este mercado digital, proporcionando a los consumidores acceso a los productos financieros transfronterizos, y a las empresas un marco legal que les permitirá expandirse en la región garantizando las mejores condiciones en el nuevo ecosistema de la economía digital.

Asimismo, quieren promover el intercambio de datos y las finanzas abiertas, respetando los más altos estándares de protección y privacidad de datos, y garantizar la igualdad de condiciones entre los diferentes proveedores de servicios financieros, creando un mismo tipo de actividad, el mismo riesgo y las mismas normas. En estas nuevas medidas también contemplan los nuevos sistemas de pago digital y quieren que estos sean seguros, rápidos y fiables. Esto permitirá que los consumidores puedan pagar digitalmente en cualquier comercio de la Unión Europea, integrando los nuevos medios de pago digital, entre los que se incluye el pago transfronterizo.

Además, como se anunció hace poco, la nueva legislación contemplará medidas para lo que se consideran criptoactivos, que pretende impulsar la innovación manteniendo la estabilidad financiera y protegiendo a los inversores. Sus normas en este sentido pretenden aportar claridad y seguridad jurídica a los emisores y proveedores de criptoactivos, que podrán operar en toda la Unión.