Los servicios de pago a través del móvil ganan usuarios con rapidez

  • Negocios

pagos moviles

En los próximos, sectores como el comercio minorista y las finanzas van a asistir a importantes cambios, debido a la proliferación de las nuevas formas de realizar transacciones digitales. Y, en este contexto, el dinero móvil se va a convertir en una de los medios preferidos por las personas, que emplearán sus dispositivos para realizar compras y para enviar dinero, algo que se verá más, si cabe, en las economías emergentes.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

El dinero móvil se está convirtiendo en una de las formas preferidas por los usuarios para realizar transacciones de todo tipo, desde pagos P2P a compras en establecimientos, transporte y otros ámbitos. Según los expertos, esta tendencia está cogiendo más fuerza en los mercados emergentes, pero en general se está produciendo en todo el mundo, revolucionando la forma de hacer finanzas.

Como revela la última investigación realizada por Juniper Research, este año ya habrá 980 millones de usuarios de dinero móvil, una cifra que continuará creciendo en los próximos años, con previsiones de que para 2025 alcanzará unos 1.200 millones. Esto equivale a poco menos del 30% de todos los usuarios de dispositivos móviles que hay en todo el mundo, un porcentaje que da una muestra de la importancia que está cobrando el uso de dinero móvil.

Como explican los expertos, las modalidades de uso del dinero móvil que más se están expandiendo son las transferencias entre personas a nivel nacional y los pagos en el comercio minorista. Por ello, instan a los proveedores de dinero móvil a que establezcan alianzas con los bancos y las entidades financieras, de forma que puedan aumentar la sofisticación de sus productos y capitalizar el avance hacia una mayor alfabetización financiera y tecnológica de la sociedad. Además, esto les permitirá asegurar su posición en un mercado que será clave para la economía en la próxima década.

Opinan que el modelo de pagos como plataforma, donde el dinero móvil permite acceder a servicios de terceros, se va a convertir en algo fundamental para muchos mercados en el próximo lustro. Y, como explica Nick Maynard, coautor de esta investigación, “la sólida posición de los proveedores de dinero móvil está amenazada, a medida que crecen los conocimientos financieros y la penetración de los teléfonos inteligentes. Los servicios de dinero móvil deben evolucionar rápidamente o perderán relevancia”. Por ello, afirma que “el modelo de pagos como plataforma ofrece la oportunidad para que los proveedores de dinero móvil se conviertan en ‘súper aplicaciones’, y lograr estas asociaciones ahora será fundamental para lograrlo”.

Por otro lado, esta investigación revela que están aumentando rápidamente los usuarios de microfinanzas sofisticadas, incluyendo los microcréditos, el microahorro y los microseguros, que podrían pasar de unos 277 millones en 2020 a unos 336 millones en 2025. Y, en este tiempo, los productos y servicios vinculados al dinero móvil están trascendiendo las meras transferencias de capital, y s espera que capacidades como el análisis de dinero móvil se conviertan en algo fundamental para los proveedores, ya que les permitirá proporcionar a los usuarios servicios más sofisticados y personalizados.